Banca

Banca y comercio piden ampliar a marzo de 2021 el plazo para aplicar la revolucionaria norma de pagos

El supervisor español quiere llegar a un acuerdo con sus homólogos. De no darse una moratoria un 20% de los clientes tendrían dificultades para pagar con la PSD2

Demostracion de pago con móvil
Demostracion de pago con móvil Bloomberg

El Banco de España confirmó oficialmente ayer a través de un comunicado que concederá un tiempo adicional a los proveedores de servicios de pago para hacer efectiva la migración hacia soluciones que permitan el cumplimiento de la nueva normativa que exige aplicar una autenticación reforzada del cliente en los pagos electrónicos según establece la revolucionaria regulación de medios de pago, conocida como PSD2 (Payment Service Directive), como ya adelantó CincoDías el 5 de septiembre. Inicialmente la entrada en vigor es el próximo 14 de septiembre.

Varias fuentes aseguran que este comunicado fue solicitado por bancos y comercios para conocer oficialmente si había periodo transitorio o no para las compras electrónicas o si tenían que aplicar la PSD2 en todas sus amplias y complejas variantes.

En su nota, no obstante, el organismo que encabezado Pablo Hernández de Cos no ha especificado el periodo transitorio que está dispuesto a conceder. El Banco de España, de hecho, mantiene aún contactos con bancos y comercios y con sus homólogos europeos para intentar fijar una fecha común, que pretende, además, que coincida con la del resto de los países europeos.

“No hay que olvidar que el 60% de las compras de los españoles en comercios electrónicos se realizan fuera de España”, argumentan fuentes bancarias para justificar por qué sería lógico que todos los países europeos contasen con el mismo periodo transitorio.

Está previsto que la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en inglés) y los responsables de los bancos centrales de la zona euro decidan en estos días hasta dónde alcanzará el periodo de transición para incorporar las exigencias de la nueva norma europea de pagos.

Algunos países como Reino Unido, Irlanda o Dinamarca, ya han comunicado oficialmente la flexibilidad en el calendario para aplicar la doble autenticación para el e-commerce. Estos países han extendido el periodo de adaptación en 18 meses

Las diferentes asociaciones españolas solicitaron el pasado 23 de julio al Banco de España entre 12 y 18 meses de periodo transitorio, ya que consideran que no están preparados para su aplicación, pero aunque se pusieron de acuerdo para solicitar 14 meses, algunos bancos y comercios han reflexionado y ahora son partidario de que el plazo se amplíe hasta marzo de 2021.

El argumento actual para pedir 18 meses es que si se da una moratoria de 14 meses, la fecha final sería mediados de noviembre de 2020, periodo en el que comienzan ya las compras de Navidad, y podría surgir problemas en los pagos en unas fechas de mayor venta para el comercio.

Fuentes financieras elevan a un 20% de los clientes bancarios españoles los que podrían tener dificultades para realizar una autentificación reforzada en comercios electrónicos si fuese obligatoria la aplicación de la norma el próximo 14 de septiembre.

Según un estudio reciente de Mastercard, el 75 % de los comercios que venden en internet desconoce la normativa, que hace obligatoria la doble autenticación del cliente tanto para pagar por internet como en comercios físicos.

El objetivo de la moratoria es que las autoridades nacionales competentes trabajen de manera excepcional con los proveedores de servicios de pago y el resto de partes interesadas, incluyendo consumidores y comercios, que permita a los emisores de instrumentos de pago y a los adquirentes de operaciones migrar hacia soluciones que cumplan con los nuevos requisitos.

Pese a este retraso, los comercios que quieran aplicar ya los requisitos de pago que establece la PSD2 pueden hacerlo. De momento, Amazon Prime ya ha comenzado a aplicar estos requerimientos desde el pasado fin de semana, adelantándose a la entrada en vigor de la norma.

El Banco de España es consciente de la complejidad en la aplicación de esta normativa que revolucionará los pagos, por ello entiende que hay que dar un periodo transitorio. La moratoria está impulsada por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que ya el pasado 21 de junio emitió un comunicado en el que explicaba que serían los bancos centrales de cada país de la Unión Europa los que fijasen el periodo de flexibilidad si así lo consideraban necesario.

Mientras, el próximo sábado sí será obligatorio ya que las entidades financieras apliquen unos nuevos requisitos de seguridad a los clientes con una doble autentificación para acceder a la banca online. Será imprescindible el móvil para acceder a la banca digital, según fija la nueva normativa.

El objetivo de esta normativa europea (en EE UU no se aplica) es mejorar la seguridad de los pagos y reducir el fraude en el proceso de autenticación, estableciendo requisitos para la aplicación de la autenticación reforzada del cliente, entre otros.

Implicaciones de la normativa

Compras. En España el volumen de negocio en comercio electrónico con tarjeta suma 40.000 millones al año. El 49% corresponde a compras de tarjetas españolas fuera de España, el 33% a compras de tarjetas españolas en España y el 18% de tarjetas extranjeras en España.

Acceso a terceros. Con la PSD2, los bancos estarán obligados a dar acceso a las cuentas de sus clientes, si estos lo autorizan, a terceros que podrán ofrecer servicios directos de gestión de las finanzas sin pasar por la entidad financiera.

Robo. La directiva refuerza la seguridad para el cliente también en caso de uso no autorizado de sus tarjetas, al rebajar de 150 a 50 euros la cantidad que debe asumir el consumidor si ha sido objeto de un fraude o robo.

Agilización de los pagos. La aplicación de la directiva supondrá una agilización de los pagos porque el cliente abona directamente a la tienda, como si fuera una transferencia directa, con lo que se elimina el paso intermedio de la plataforma de pagos, para lo que los bancos tienen que abrir sus servicios a terceras empresas.

Normas