La huelga de pilotos de British Airways deja en tierra 1.700 vuelos y 195.000 pasajeros

92 de los vuelos afectados se dirigen a aeropuertos españoles

huelga british airways
Aspecto de la Terminal 5 del aeropuerto de Heathrow, vacía por no operar British Airways ningún vuelo desde esta terminal

British Airways (BA) ha cancelado un total de 1.700 vuelos, la mayor parte con destino o salida desde los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, ante la huelga de dos días que llevan a cabo los pilotos de la aerolínea desde esta medianoche, ante las discrepancias salariales entre el sindicato principal de los pilotos (Balpa) y la compañía. La empresa y el sindicato de los pilotos han indicado que están dispuestos a iniciar nuevas conversaciones para superar las diferencias. La huelga afecta el lunes a alrededor de 195.000 pasajeros.

Hasta 92 vuelos que opera la aerolínea y que cubren la ruta entre los aeropuertos de Londres y los principales aeropuertos españoles han sido cancelados, según informa la aerolínea en su página web. Entre este lunes y mañana martes, 20 aviones no harán la ruta entre Madrid y Heathrow, el principal aeropuerto londinense. Los vuelos cancelados entre Barcelona y los aeropuertos de Londres superan a Barajas, con 32 cancelaciones. La ruta con Málaga sufre hasta 22 cancelaciones, con Palma 12 y con Tenerife Sur 6 anulaciones.

La aerolínea ha informado de que, ante la falta de detalles por parte del sindicato sobre cuántos pilotos participarían en la huelga, "no tenía forma de predecir cuántos aviones estarían operativos", por lo que no ha tenido "más remedio" que proceder a estas cancelaciones. "Desafortunadamente, sin detalles de BALPA sobre qué pilotos harán la huelga, no teníamos forma de predecir cuántos vendrían a trabajar o qué aeronaves están en situación de volar, por lo que no tuvimos más opción que cancelar casi el 100% de nuestros vuelos", ha señalado la compañía en un comunicado este lunes. Según las últimas cifras que maneja la agencia Efe, hasta el 90 % de los 4.300 pilotos de BA respaldan la acción. 

Álex Cruz, consejero delegado de BA, ha asegurado que la empresa quiere resolver el conflicto lo antes posible. "El compromiso de todos en British Airways es superar esta disputa lo más rápido posible, y urgo a los sindicatos a que se sienten con nosotros para llegar a un acuerdo", aseguró a la radio de la BBC. La empresa ofreció en julio a los pilotos un aumento de sueldo del 11,5% durante los próximos tres años, opción que fue rechaza por el sindicato. El alza elevaría el salario anual de los capitanes mejor pagados desde los 167.000 libras (187.139 euros) actuales, hasta el entorno de las 200.000 libras (224.119 euros).

Los pilotos tienen previsto parar los días 9 y 10 de septiembre, además del nuevas protestas programadas para el 27 de septiembre. Londres será el principal punto de operaciones afectado, especialmente los vuelos que tenía previsto salir o llegar a Heathrow y Gatwick. Los paros no afectarán a los vuelos operados por la filial de BA CityFlyer y tampoco a los de Sun-Air y Comair. De hecho, la compañía ha asegurado que trabaja con las filiales para programar aviones más grandes en los que poder transportar a un mayor número de clientes.

Miles de clientes han tenido que buscar viajes alternativos, y la aerolínea ha recibido críticas por la política de comunicación con los pasajeros antes de las huelgas.

El sindicato de pilotos BALPA demanda a British Airways mejoras salariales y mayor reparto de los resultados de la compañía. BA ha dicho que la huelga no tiene fundamento porque su oferta es justa.  La empresa y el sindicato de los pilotos indicaron el domingo que están dispuestos a iniciar nuevas conversaciones para superar las diferencias, después de que esos trabajadores rechazasen en julio un aumento de sueldo del 11,5% durante los próximos tres años. 

"Esta huelga le habrá costado a la compañía considerablemente más que la inversión necesaria para resolver esta disputa", dijo el secretario general de BALPA, Brian Strutton, en un comunicado en la víspera de la huelga. "Es hora de volver a la mesa de negociaciones y elaborar una oferta seria que ponga fin a este conflicto".

Por su parte la compañía ha señalado: "Estamos preparados y tenemos voluntad de volver a las conversaciones con Balpa", según un comunicado.

 

Normas