La marca Fagor vuelve al mercado español de la mano de Amica

El grupo polaco venderá este año los primeros equipos de línea blanca con la histórica insignia

Acto comercial en la etapa anterior de Fagor CNA.
Acto comercial en la etapa anterior de Fagor CNA.

Vuelve un histórico del sector de línea blanca. Tras el cierre de Fagor Electrodomésticos hace un lustro llegó el fallido proyecto del grupo catalán CNA para reactivar parte de las fábricas de la compañía vasca. Un último fracaso que parecía el fin de la marca Fagor en el área de equipamientos de cocina (otras cooperativas de Corporación Mondragón utilizan esa insignia en diferentes productos y servicios relacionados con la industria).

Pero apareció en escena la corporación polaca Amica, que llegó a un acuerdo con Fagor S. Coop, el propietario de la marca que tuvo un largo contencioso judicial con CNA, ya zanjado. Ahora, Amica anuncia que antes de finales de este año venderá electrodomésticos en España con el sello de Fagor. Amica utilizará este recurso para ganar posiciones en el mercado europeo. Fagor Electrodomésticos fue uno de los líderes del sector en el área comunitaria, después de una trayectoria empresarial de más de medio siglo que concluyó por la competencia en precios de los fabricantes asiáticos.

Amica fabrica equipos de línea blanca desde hace 70 años. Vende sus electrodomésticos en Europa con la marca Amica y con la enseña Hansa para Europa del Este. En los países escandinavos opera con el sello Gram y en Reino Unido con la enseña CDA. Un portafolio comercial que ahora se completa con Fagor en España. 

Con 3.000 trabajadores en plantilla, suministra más de cinco millones de electrodomésticos cada año en más de 60 países. El año pasado facturó casi 700 millones.

Normas