CNA logra el apoyo judicial al convenio de la antigua Fagor Electrodomésticos

Plan con quitas del 90 % y pagos en una década con el primer año de carencia

Acto promocional de Fagor durante la etapa de CNA.
Acto promocional de Fagor durante la etapa de CNA.

La segunda crisis de la antigua Fagor Electrodomésticos da sus últimos pasos en los juzgados en la resolución de conflictos como deudas pendientes y otros incidentes.

El juzgado de lo Mercantil Número 1 de San Sebastián ha aprobado este mes el convenio de acreedores propuesto en su día por Edesa Industrial, la filial del grupo catalán CNA que se hizo con parte de los activos industriales de la extinta cooperativa.

El magistrado Pedro José Malagón ha dado su visto bueno a un acuerdo sobre un pasivo de más de 100 millones que incluye quitas del 90 % y el pago, sin intereses, del 10 % restante en una década, además de un primer año de carencia. El calendario comenzará a aplicarse desde la comunicación este enero de la sentencia.

Acreedores titulares del 70,74 % del pasivo citado se adhirieron a la propuesta de convenio en una junta celebrada con anterioridad. Con la aprobación judicial, el proceso concursal queda cerrado, salvo algunos flecos por acordar. En el camino han quedado las discrepancias con el convenio de algunos acreedores, entre los que se encuentran los bancos Sabadell, Bankia, Targobank, Caixabank y Santander, además de la Caja Rural de Navarra.

En la segunda crisis de Fagor Electrodomésticos, que cerró sus fábricas en 2013 tras más de medio siglo de historia industrial, han repetido algunos acreedores que apoyaron el proyecto de CNA, que en 2014 reabrió algunos de los centros del que fue uno de los líderes europeos del sector de línea blanca.

Entre los que han recibido este doble castigo están el Gobierno vasco y las diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia, donde se ubican las instalaciones que reabrieron, así como los ayuntamientos de Arrasate-Mondragón (Gipuzkoa) y Basauri (Bizkaia).

Entre los proveedores con pagos pendientes de cobro, las eléctricas Iberdrola y Endesa y la cooperativa Sareteknika.

El mes pasado, CNA también logró un acuerdo con la cooperativa Fagor S. Coop, propietaria de la marca Fagor y cuyo uso había cedido al grupo que preside Jorge Parladé como apoyo al intento de recuperación de parte de la actividad y del empleo del antiguo líder de línea blanca. La cooperativa recupera la titularidad de la marca y finaliza sus litigios legales con CNA.

Normas