Google, multada con 154 millones de euros por recopilar datos de niños

En Irlanda, el supervisor de privacidad investiga al gigante de internet por, supuestamente, dar datos de sus usuarios a los anunciantes a través de webs ocultas

Sede de Google en Mountain View, California
Sede de Google en Mountain View, California

El gigante Google pagará 170 millones de dólares (154,17 millones de euros al cambio actual) de multa después de llegar a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos por las denuncias que afirmaban que la compañía recopiló información personal sobre niños a través de YouTube. El acuerdo con dicha agencia y la oficina del fiscal general de Nueva York, que recibirá 34 millones de dólares, es el mayor desde que entró en vigencia en 1998 una ley que prohíbe recolectar información sobre menores de 13 años. La legislación fue revisada en 2013 para incluir las cookies, un sistema que rastrea los hábitos de visualización de internet de una persona.

YouTube fue acusado de rastrear a los espectadores de los canales de niños utilizando cookies sin el consentimiento de los padres para después usarlas para publicar anuncios dirigidos a esos espectadores. Google declinó hacer comentarios cuando este acuerdo se filtró la semana pasada. Según el informe, “YouTube es el líder de hoy en alcance para niños de 6 a 11 años frente a los principales canales de televisión”, según la denuncia.

“YouTube promocionó su popularidad entre los niños ante posibles clientes corporativos”, dijo el presidente de la FTC, Joe Simons. “Sin embargo, cuando se trataba de cumplir (con la ley federal que prohíbe la recopilación de datos sobre niños), la compañía se negó a reconocer qué partes de su plataforma estaban claramente dirigidas a los niños”, añadió.

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, dijo que las compañías “abusaron de su poder”. “Google y YouTube monitorearon, rastrearon y entregaron anuncios dirigidos a niños pequeños sabiendo que era ilegal”, dijo James.

Además de la multa monetaria, el acuerdo propuesto requiere que la compañía se abstenga de violar la ley en el futuro y notifique a los propietarios de canales sus obligaciones de obtener el consentimiento de los padres antes de recopilar información sobre los niños.

No es la única investigación por violación de privacidad contra Google. El regulador irlandés de datos está investigando al gigante norteamericano por, supuestamente, utilizar páginas web ocultas para dar datos personales de sus usuarios a los anunciantes, según el Financial Times. Esta práctica rompe con la propia política de la empresa y con la regulación de datos personales de la Unión Europea (UE) por “explotar datos privados sin suficiente control, ni preocuparse por la protección de los mismos”, según la investigación.

La pesquisa se centra en comprobar si Google está utilizando datos de los usuarios como la salud y las tendencias políticas de estas personas para elegir qué anuncios le aparecen a los internautas al navegar por la web. El jefe y responsable de políticas en el buscador Brave, Johnny Ryan, dijo, en declaraciones recogidas por el Financial Times, que descubrió estas páginas ocultas cuando intentaba conocer cómo sus datos estaban siendo utilizados por Google, que le habría etiquetado con un rastreador que entregaba sus datos a una tercera empresa que se había identificado en una página oculta.

Normas