La asignatura pendiente de las pymes familiares

El principal problema de estas pymes es que carecen de un protocolo familiar que garantice una sucesión armónica.

sucesion pyme familiar

Sólo una de cada tres empresas familiares es capaz de transmitir generacionalmente su compañía. De estas, sólo la mitad consigue llegar a una tercera generación. Son datos del Instituto de la Empresa Familiar, que ha recordado en nota dde prensa la consultora Family Business Solutions. Unos datos que ponen de manifiesto cuál es el principal problema en este tipo de pymes: la sucesión y continuidad del negocio.

Falta de planificación

El problema, según esta misma consultora, es que falta planificación. Según aseguran, preparar la sucesión es uno de los mayores retos que deben afrontar todas las empresas familiares para traspasar el negocio a la siguiente generación.

Solo el 8,9% de los negocios familiares cuenta con un protocolo familiar por escrito. Aparte, el 9 ,5% de los negocios está valorando realizar un documento que establezca un protocolo de actuación, mientras que el 77,8% de los encuestados no consideraba necesario tenerlo; y un 3,7% no sabía lo que era.

Los expertos apuntan de la importancia de regular la relación familia-empresa mediante un protocolo familiar consensuado por todos los miembros implicados. Dicho protocolo deberá alinearse con la estrategia empresarial y la familiar y reflejar cómo se tomarán las decisiones oportunas en la empresa.

Garantizar el futuro de la empresa

El objetivo de dicho protocolo, según avanzan desde Family Business Solutions, debe ser en cualquier caso desarrollar una metodología propia que aúne el enfoque legal, el familiar-sistémico y el empresarial para ayudar a las familias a elaborar un Protocolo familiar personalizado. Ese protocolo tendrá que estar adaptado a la situación de cada empresa familiar con el fin de garantizar la continuidad de la compañía y la preservación del patrimonio familiar y de la armonía en las relaciones familiares.

Normas