Las compañías de satélites estancan ingresos a la espera de nuevos negocios

Las grandes del sector acumulan fuertes retrocesos anuales en Bolsa

Las compañías de satélites estancan ingresos a la espera de nuevos negocios
Getty

Hispasat registró sus cuentas de 2018 hace pocos días, con un empeoramiento de los resultados. Ahora bien, no es la única. Las principales empresas europeas de servicios de telecomunicaciones por satélite parecen estar inmersas en un escenario de estancamiento de los ingresos. Las compañías, castigadas en Bolsa, están sufriendo el deterioro o maduración de sus actividades tradicionales como la televisión, a la espera de la mejora de los nuevos negocios como los servicios móviles y de la entrada en más mercados, donde es menor la competencia de las telecos con infraestructuras de nueva generación como la fibra.

Así, Eutelsat registró en su último año fiscal, concluido en junio, unos ingresos de 1.321 millones de euros, un 5% menos. El ebitda bajó un 4,3%, si bien el margen aumentó en 0,5 puntos porcentuales, hasta el 78,4%. Al cierre de junio, la compañía tenía un ratio de deuda neta frente a ebitda de 2,98 veces, por debajo del ratio de 3,01 veces registrado un año antes.

La empresa registró descensos de ingresos en vídeo, datos y banda ancha fija, y logró crecimientos en servicios de vídeo y conectividad móvil. La empresa está apostando por el crecimiento en mercados como África, además de atacar segmentos como la banda ancha o los servicios marítimos. Eutelsat, que anunció un programa de recompra de acciones por 100 millones de euros hasta 2022, se deja cerca de un 7% en Bolsa desde enero. La empresa tiene un valor de mercado de 3.700 millones.

En una línea similar, SES registró unos ingresos de 961 millones de euros en el primer semestre, un 5,1% menos, con una bajada del ebitda del 8,4% y del beneficio operativo del 23,2%. El beneficio neto bajó un 25,7%, por el descenso del ebitda y las amortizaciones. El ratio de apalancamiento de SES es de 3,50 veces, frente a 3,53 veces del pasado año. La compañía tiene como objetivo situar este ratio por debajo de 3,30 veces, dentro de su compromiso para mantener el rating dentro de grado de inversión.

La compañía redujo sus ingresos en el ámbito de vídeo del 8,8%, si bien el segmento de redes creció un 5%, gracias al ámbito de Gobierno y a los servicios de movilidad. SES, que mantuvo sus previsiones para el conjunto del año, acumula un descenso en Bolsa desde principios de enero del 17%. El grupo capitaliza cerca de 6.300 millones de euros.

A su vez, Intelsat se examinó de las cuentas del segundo trimestre, en el que registró una bajada de los ingresos del 5,3%, hasta 509 millones. El ebitda descendió un 10%, hasta 373 millones, si bien por encima de las previsiones del mercado. Intelsat comunicó unas pérdidas de 381 millones, como consecuencia de un ajuste en el valor de los activos, derivado de la pérdida de un satélite durante la pasada primavera. Intelsat, que mantuvo sus previsiones para el conjunto del año, se deja en Bolsa cerca de un 10% dese principios de enero. Ahora bien, desde octubre de 2018, las acciones se dejan un 60%. Su capitalización ronda los 2.900 millones de dólares.

Hispasat

Por su parte, Hispasat redujo sus ingresos un 12,8% en 2018, hasta 204,1 millones de euros. Hispasat señaló que la reducción es consecuencia de la pérdida del contrato de Digital+, la filial televisiva de Telefónica. La compañía vio cómo su ebitda bajaba un 15,8%, hasta 161 millones de euros, mientras que el beneficio neto cayó un 49%, hasta 41 millones. Además, de la pérdida del citado contrato de Digital+, Hispasat tuvo que hacer frente a los costes de amortización y financieros vinculados a los nuevos satélites lanzados entre 2017 y 2018. La empresa tiene uno de los ratios de apalancamiento más bajos del sector, al situarse en 1,8 veces a final de 2018, como consecuencia del recorte de la deuda.

El grupo español, que próximamente va a pasar a ser propiedad de REE una vez que la transacción reciba todos los permisos, afronta una nueva etapa de la mano de estos satélites, con los que prevé reforzar su posición en los negocios vinculados a la banda ancha, además de hacer ganar presencia en Latinoamérica.

Normas
Entra en El País para participar