La ralentización del mercado alemán empuja a Thyssenkrupp vender divisiones

Las agencias de calificación de riesgo bajan sus expectativas

Logo de Thyssenkrupp
Logo de Thyssenkrupp REUTERS

Tras meses de resultados minados por las tendencias bajistas de la economía alemana, la empresa siderúrgica Thyssenkrupp ha decidido dar marcha a atrás y estudiar si sacar a la venta  parte de sus negocios. Según varias fuentes cercanas a la empresa confirman a Reuters, el CEO, Guido Kerkhoff, tendría sobre la mesa la venta de la división de ascensores del grupo como vía para poder salvar los negocios restantes del conglomerado. 

La unidad de ascensores es la que más beneficio aporta. Entidades de capital riesgo como la británica CVC Capital Partners y compañías rivales en el sector de los ascensores como Kone han mostrado interés por toda o parte de esta división, que estaría valorada en 15.000 millones de euros, según los especialistas en el sector. 

A principios de mes la firma admitió que no rechazarían la idea de vender divisiones a posibles inversores y Kerkhoff discutió un nuevo plan para poder darle la vuelta a las cuentas de la empresa. “Hemos recibido mucho interés por parte de agencias externas acerca de nuestro negocio de ascensores, el cual estamos evaluando las sus opciones” declaró el CEO en una entrevista para Bloomberg.

La opción preferida por la compañía ha sido, hasta el momento, colocar en Bolsa una participación minoritaria. Pero, con la creciente presión financiera sobre la compañía, una colocación privada podría tener resultados más rápidos. Además, añadieron que se necesitaría al menos hasta principios de 2020 para lanzar una oferta pública y considerando el estado actual económico, no sería fácil obtener buenos resultados. 

A pesar de haber tenido una respuesta positiva por parte de los inversores inicialmente, las dudas sobre el nuevo plan de Kerkhoff se han ido intensificando progresivamente. Actualmente, el grupo pierde 2,7 millones de euros al día y su deuda se ha profundizado debido a las rebajas a la baja de agencias de medición de riesgos como Standard & Poor's (S&P) y Moody's.  Las acciones de Thyssenkrupp cotizan en mínimos desde hace 16 años.

Normas