UGT y CC OO exportan el acuerdo de desconexión digital de Telefónica

Presentan el pacto en la conferencia mundial sindical de las telecos

La UNI ICTS quiere extender el modelo a otros países y empresas

Sesión de la conferencia mundial de la UNI ICTS en Kuala Lumpur.
Sesión de la conferencia mundial de la UNI ICTS en Kuala Lumpur.

Esta semana se ha celebrado en Kuala Lumpur, capital de Malasia, la conferencia mundial de UNI ICTS, la internacional de sindicatos en el sector de información y servicios de tecnologías de la comunicación. Un grupo que representa a más de tres millones de trabajadores en el mundo. En la cumbre, a la que han acudido cerca de 300 representantes de centrales sindicatos de más de 70 países, han tenido un papel destacado UGT y CC OO, que han presentado el acuerdo firmado con Telefónica en julio, por el que se reconoce el derecho a la desconexión digital de los trabajadores y se regula el registro diario de jornada. La UNI ICTS quiere extender el modelo de desconexión digital establecido en Telefónica a otras compañías y países.

“La UNI me pidió que viniese a la conferencia a explicar el acuerdo firmado con Telefónica, tanto el contenido en su conjunto como el proceso negociación llevado a cabo con la dirección”, dice Francisco Lucas, secretario de Organización del Sector de Comunicaciones, Medios de Comunicación y Cultura de UGT, presente en la conferencia. Lucas recuerda que Telefónica ha sido la primera teleco en implantar este derecho, tanto en España como en el resto de países donde opera.

En febrero, la compañía incorporó este derecho como anexo al Acuerdo Marco Internacional que el grupo tiene firmado con el sindicato internacional UNI Global Unions y con UGT y CCOO.

En su opinión, las telecos deben dar ejemplo en la desconexión digital de los empleados al ser los grupos que impulsan el uso de la tecnología y dotan de las herramientas de conectividad. “Deben impulsar las medidas de separación de la vida laboral de la personal”, dice. En términos generales, cree que las empresas no son tan proclives a introducir estas medidas, si bien los sindicatos están presionando a las compañías para caminar en esa dirección.

Otras fuentes sindicales creen que el acuerdo de desconexión digital es fácilmente exportable a otros países occidentales, donde ésta es una cuestión de importancia. Por ejemplo, en Orange Francia se está implantando y la intención de los sindicatos es que se extienda a otros países. En España, el último convenio colectivo, firmado en julio, incluye el derecho a la desconexión digital, que se considera como “una válida herramienta de conciliación de la vida laboral y personal”.

En EE UU, AT&T está tratando la introducción de este tipo de normativas laborales, mientras que en otras regiones como Asia es mucho más complicado por las normativas laborales existentes, salvo en lugares como Hong Kong. En cualquier caso, estas fuentes creen que el proceso de implantación será lento.

Términos

Lo cierto es que el acuerdo firmado en Telefónica, por el propio presidente, José María Álvarez-Pallete, ya ha entrado en vigor, y la intención es que esté plenamente operativo en todos los mercados antes de final de año. La teleco pretende que cada país adapte localmente la política, garantizando unos mínimos comunes.

El acuerdo regula el derecho a la desconexión digital durante los tiempos de descanso diario y semanal, permisos, vacaciones, días de asuntos propios, incapacidades o excedencias. Así, se reconoce el derecho de los trabajadores a que, una vez finalizada la jornada laboral, no se atienda ningún tipo de comunicación, con la excepción de que concurra alguna causa de fuerza mayor o “de evidente perjuicio empresarial”.

Además, se acordó la regulación del registro diario de jornada. El registro se hará a través de la Tarjeta de Identificación Personal y, para quienes desarrollan la prestación laboral fuera de un centro de trabajo, se contempla un registro de carácter telemático.

Otros debates de la cumbre

Prioridades. En la cumbre se han debatido las prioridades estratégicas de UNI ICTS para el periodo entre 2019 y 2023. Entre ellas figura el posicionamiento en torno a la transformación digital, con el impacto en el empleo y en las formas de trabajar de las nuevas tecnologías. Los sindicatos de los distintos países seguirán trabajando en la colaboración para compartir experiencias en el análisis de los problemas y la búsqueda de soluciones ante las cuestiones referentes a la digitalización. De igual forma, se han analizado cuestiones como el cambio climático y el desarrollo económico sostenible.

Balance. Según CC OO, se han evaluado los últimos cuatro años de trabajo en el entorno de la digitalización y la tecnología, con la intención de crear estrategias y compartir experiencias que permitan crear redes de acción sindical mundial.

Normas