ACS gana un proyecto ferroviario en Australia por 500 millones

Un consorcio formado por CIMIC y otras filiales del grupo diseñarán los sistemas de la red subterránea de Brisbane

Florentino Pérez
Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la última junta de accionistas celebrada en mayo pasado. Cinco Días

ACS, a través de sus filiales Cimic, CPB Contractors y UGL, ha sellado un contrato con el Gobierno de Queensland (Australia) para desarrollar un paquete ferroviario denominado RIS e integrado en el proyecto Cross River Rail, que le generará unos ingresos cercanos a 900 millones de dólares australianos (500 millones de euros).

Los trabajos de este proyecto RIS se centran en el diseño, suministro e instalación de los sistemas ferroviarios para la red de Queensland, cuyas obras ya se han iniciado y se espera que concluyan en 2024.

El consorcio integrado por Cimic (ACS) y sus filiales Pacific Partnerships, CPB Contractors y UGL, comunicó el pasado 1 de julio que había firmado un contrato para la construcción de una línea de metro en Brisbane (Australia).

Este contrato le fue adjudicado al citado consorcio en abril y le reportará unos ingresos de 2.730 millones de dólares australianos (unos 1.700 millones de euros).

El consorcio Pulse, en el que participan las empresas de la filial australiana de ACS, se hizo en abril con la adjudicación de la construcción y mantenimiento de la citada línea por un total de 5.400 millones de dólares australianos (3.400 millones de euros).

A mediados de este mes, Cimic informó de dos nuevos contratos para la rehabilitación y reformas en dos centros hospitalarios en Australia, en Campbelltown (Sidney) y Nepean (Kingswood), por importes cercanos a los 259,3 y 232 millones de euros, respectivamente.

Normas