Economía recortará el objetivo de emisión neta de deuda para este año

El Tesoro intentará colocar deuda por un valor total inferior a los 200.000 millones de euros por primera vez desde 2012

El secretario general del Tesoro Público, Carlos San Basilio.
El secretario general del Tesoro Público, Carlos San Basilio. Manuel Casamayón

El secretario general del Tesoro Público, Carlos San Basilio, ha confirmado este lunes que en las próximas semanas se rebajará de nuevo el objetivo de emisión neta de deuda española para este año ante las menores necesidades de financiación.

El Gobierno ya redujo la emisión neta de deuda pública prevista para 2019 a 30.000 millones de euros, frente a los 35.000 millones inicialmente estimados, gracias a la buena evolución de los ingresos fiscales, la ejecución presupuestaria y el ahorro obtenido en la gestión del Tesoro.

Al mismo tiempo, recortó en la misma cantidad la emisión bruta prevista para este año, situándose en 204.526 millones de euros, un 4% inferior a la del pasado ejercicio.

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ya avanzó que el Ejecutivo decidiría en otoño si tiene "margen" para volver a reducir adicionalmente la emisión neta de deuda prevista.

Ahora, el secretario general del Tesoro, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha confirmado que la previsión de 30.000 millones "se reducirá en las próximas semanas", lo que permitirá situar la emisión total del Tesoro por debajo de los 200.000 millones "por primera vez desde 2012".

San Basilio ha destacado que la economía española presenta menores necesidades de financiación cada año, por lo que las emisiones se reducirán. Asimismo, ha señalado que, aunque los costes de financiación están actualmente en "mínimos históricos", todavía existe "margen a la baja".

El mercado japonés, interesado en la deuda española

El secretario general del Tesoro se ha mostrado "muy satisfecho" con la decisión de la agencia japonesa de calificación crediticia R&I de elevar un peldaño la nota de solvencia de la deuda soberana española, desde 'A-' a 'A' con perspectiva estable.

El secretario general del Tesoro ha destacado que esta decisión de la agencia nipona ayuda a España en un mercado interesante como el japonés, donde existe un "interés creciente" por la deuda española.

Asimismo, San Basilio considera que es una noticia positiva en la medida en que puede contribuir a que otras agencias de calificación con mayor impacto en Europa, como Moody's, Fitch y Standard and Poor's "vayan en el mismo camino", lo que tendría un efecto "más significativo" en los costes de financiación.

Promediando todas las emisiones realizadas este año, los costes de financiación se sitúan actualmente en el 0,37%, por debajo del mínimo del 0,6% alcanzado anteriormente y que se pensaba que era "imbatible", ha explicado San Basilio.

El secretario general del Tesoro ha asegurado que, si agencias como Moody's, Fitch y Standard and Poor's tomaran una decisión similar a la que ha tomado la agencia de calificación japonesa, España pasaría a cobrar por la deuda a diez años.

San Basilio ha subrayado además que reducir este año la deuda pública hasta el 95,8% del PIB es una "prioridad absoluta" para el Gobierno y ha añadido que el coste de financiación que paga el Estado por su deuda pública finalizará 2019 "ligeramente por encima del 2% del PIB", frente al dato de 2014, cuando se superaba el 3%. 

Normas
Entra en El País para participar