Iberdrola pretende ampliar su megaproyecto de eólica marina en EE UU

La compañía propone al estado de Massachusetts la construcción de un segundo parque en el área de Vineyard Wine

East Anglia One
Montaje de aerogeneradores en el East Anglia One, el campo eólico marino que Iberdrola construye en el Mar del Norte (Reino Unido).

Iberdrola ha reafirmado su apuesta por la eólica marina en Estados Unidos y aspira al desarrollo de un nuevo parque en aguas de Massachusetts (Estados Unidos), adicional a su 'megaproyecto' de 800 megavatios (MW) de Vineyard Wind.

Dentro de la primera fase para el desarrollo de proyectos de eólica marina lanzada por el Estado de Massachusetts, las propuestas presentadas por Vineyard Wind, sociedad participada al 50% por Iberdrola con el fondo danés Copenhagen Infraestructure Partners (CIP), incluyen una opción requerida de 400 megavatios (MW) y otras dos opciones para un proyecto de 800 MW.

"Vineyard Wind está muy entusiasmado de presentar estas propuestas, que ofrecen oportunidades significativas de creación de empleo e inversión en infraestructura portuaria para la región, a la vez que garantizan un precio atractivo y fijo de las tarifas eléctricas para los contribuyentes", indicó el consejero delegado de la sociedad, Lars Pedersen, que añadió que espera "anunciar detalles adicionales sobre este emocionante proyecto en las próximas semanas".

El parque eólico propuesto, denominado Vineyard Wind 2, se construiría en el área de arrendamiento de Vineyard Wind, al sur del proyecto Vineyard Wind 1, indicó la sociedad participada por el grupo energético español.

Junto a Vineyard Wind, también ha presentado en esta ronda una propuesta para la generación de energía eólica marina en Massachusetts la sociedad Bay State Wind, una joint venture al 50% entre Orsted y Eversource, con ofertas para un proyecto de 400 MW y 800 MW.

Obstáculos del Gobierno de Trump a Vineyard Wind

De esta manera, Iberdrola y su socio reafirman su apuesta por el desarrollo de la eólica marina en Estados Unidos en un momento en el que su proyecto emblema de Vineyard Wind se ha topado con los obstáculos del Gobierno de Donald Trump a la hora de conseguir la declaración final de impacto ambiental, lo que supondrá retrasos en el calendario previsto.

Con una potencia instalada de 800 MW, Vineyard Wind 1, adjudicado el año pasado, se trata del mayor parque eólico marino promovido a gran escala en Estados Unidos y supondrá una inversión de unos 2.800 millones de dólares (unos 2.500 millones de euros). El objetivo inicial era que el parque estuviera completamente operativo en 2022.

Proyectos por más de 7.000 MW en EEUU

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán cuenta, a través de su filial Avangrid, con proyectos de eólica marina en construcción o en cartera en Estados Unidos por unos 7.300 MW de capacidad.

Junto a la posibilidad de los proyectos a promover en esta primera fase de Vineyard Wind, dispone de otros aproximadamente 2.000 MW en la segunda fase de Vineyard Wind y alrededor de 2.500 MW en Kitty Hawk (Carolina del Norte).

Asimismo, también está muy interesada en dos de las grandes licitaciones de eólica marina en el país en los estados de Nueva York y California, esta última mediante tecnología flotante.

Normas