Los pilotos de British Airways convocan tres jornadas de huelga en septiembre

Los paros tendrán lugar los días 9, 10 y 27 del mes que viene

Avión de British Airways.
Avión de British Airways.

Los pilotos de la aerolínea británica British Airways irán a la huelga los próximos días 9, 10 y 27 de septiembre para reclamar mejoras salariales, informó este viernes el sindicato Balpa.

La organización indicó que durante las negociaciones con la empresa a través del servicio de arbitraje Acas se presentaron diversas medidas que "habrían resuelto este conflicto sin una huelga". El sindicato de pilotos británico lamenta que la aerolínea "no aceptara ninguna", por lo en una votación el 93% de los participantes se mostró partidario de los paros.

"Sin perspectivas de que haya más contactos significativos, no tenemos más elección que convocar estas acciones", agregó Balpa en un comunicado.

La aerolínea afirmó que ha propuesto un incremento salarial del 11,5% en tres años, que considera "muy justo y muy por encima de la actual inflación en el Reino Unido". La compañía asegura que esa oferta ha sido aceptada por otros sindicatos, como Unite y GMB, que representan a cerca del 90% de la plantilla, incluidos ingenieros, asistentes de cabina y personal de tierra.

"Seguimos barajando todas las posibilidades para encontrar una solución, evitar una huelga y proteger los planes de viajes de nuestros clientes", afirmó la compañía.

Balpa sostiene que un día de huelga "costará a Bristish Airways en torno a 40 millones de libras (44 millones de euros)" y que los tres días tendrán un coste "de unos 120 millones de libras" (132 millones de euros) para la empresa. "En los últimos años, los pilotos han hecho sacrificio tras sacrificio para ayudar a la compañía, tanto en los recortes salariales como en los incrementos de la productividad", sostiene el sindicato. 

La aerolínea del grupo IAG, con alrededor de 4.000 y 300 pilotos en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, respectivamente, ha subrayado que intentará modificar lo menos posible su agenda para operar el mayor número de vuelos, mientras que las filiales españolas del grupo aéreos, Iberia y Vueling, junto la irlandesa Air Lingus, podrían ayudar a paliar los efectos negativos de los paros para los pasajeros. 

Normas