Las pymes pueden dar trabajo al 14% de los desempleados en España

Un estudio refleja que estas empresas podrían asumir los 3 millones de parados que hay en el país

pymes empleo

Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) tienen la llave para mitigar el desempleo en España. Un estudio publicado por EAE Business School refleja que este tipo de empresas tienen capacidad para absorber a los más de 3 millones de parados que hay en el país.

El informe, denominado ‘La importancia de las PYMEs en la nueva economía española y su influencia en Latinoamérica’, refleja que este tipo de empresas dan actualmente empleo al 52,6% de la población activa. De ahí que se extraiga la conclusión de que solo las pymes pueden emplear a medio plazo al 14,5% de los desempleados, esto es, unos 3 millones de parados.

Empleado número 50

No obstante, este tipo de empresas también se encuentran con una serie de hándicaps a la hora de contratar a más trabajadores. Y es que, según la legislación española, a partir del empleado número 49, las empresas están obligadas a constituir un comité de empresa y de reservar un 2% de los puestos laborales a personas con discapacidad, algo que, según el profesor de EAE Business School, Jorge López, es inasumible a corto plazo para estas compañías.

El estudio pone de manifiesto que si los requisitos para las pequeñas empresas que quieran crecer y contratar a más de 50 personas se repartieran de manera gradual en tramos de 10 empleados más, permitiría un crecimiento “más accesible”. Sin embargo, las limitaciones en la legislación española hace que muchas pymes opten por quedarse en los 49 empleados en vez de ampliar plantilla.

Limitaciones administrativas

El documento compara las limitaciones de las pymes españolas con las de otros países. En este sentido, concluye que en España estas empresas tienen más dificultades administrativas que en otros países como en Reino Unido o Alemania, donde disponen de una mayor libertad administrativa.

Por su parte, las pymes latinoamericanas disponen de un mejor acceso al crédito, así como menos dificultades burocráticas, por lo que estas empresas logran ser más productivas y rentables, puesto que no invierten tantos recursos en su puesta en marcha como sí ocurre en España.

Normas