El auge del veganismo se extiende a los mercados bursátiles

El primer ETF empezará a cotizar en Wall Street en septiembre

compañías veganas wall street
Hamburguesas vegetarianas de la firma estadounidense Beyond Meat.

El auge del veganismo entre los consumidores ha llegado a las Bolsas. El estreno bursátil de Beyond Meat en mayo fue un éxito, con una revalorización del 163% en la primera jornada. En el año, ha llegado a anotarse más de un 800% respecto al precio de la OPV, aunque ahora el alza ronda el 500%. Impossible Foods, que también produce hamburguesas a partir de materia prima vegetal, ha intentado seguir su camino, aunque por ahora ha pospuesto su debut a pesar de haber recaudado 300 millones de dólares en una ronda de financiación.

Ante estos éxitos, Beyond Investing ha dado esta semana un nuevo paso con la creación de un fondo de inversión cotizado (ETF, por sus siglas en inglés), el US Vegan Climate Exchange Traded ETF, que comenzará a cotizar en la Bolsa de Nueva York el 10 de septiembre.

Aunque ya existen fondos que invierten en empresas concienciadas con el medio ambiente, la novedad de este es que no apostará por firmas cuya actividad implique el maltrato a los animales (negocios que comercialicen artículos testados en animales o usen productos derivados de estos), así como aquellos que empleen combustibles fósiles, plásticos o pesticidas y fertilizantes. Esto supone eliminar el 43% de las 500 principales cotizadas de EE UU, según Claire Smith, consejera delegada de Beyond Investing.

La firma suiza ya creó el año pasado el primer índice bursátil vegano, el US Vegan Climate Index, que agrupa grandes compañías que se rigen por ideas veganas, pero también de respeto al medio ambiente. De hecho, Microsoft, Apple y Facebook son las tres empresas con más peso en el índice, compuesto por 276 firmas con una capitalización de mercado media de 221.000 millones de dólares. En su primer año de vida, perdió un 12%, pero en lo que va de 2019 se anota alrededor de un 20%, en línea con las subidas del Nasdaq y muy por encima de las alzas de los parqués europeos.

En Europa, la inversión en firmas veganas no está tan extendida, aunque algunas compañías de este tipo cotizan en el parqué de Estocolmo. Es el caso de SenzaGen, cuyo objetivo es acabar con el testado en animales, que cede un 16% en el año, o Simris Alg, una firma especializada en el cultivo de algas, que se anota un 43%.

Tras este boom en los mercados hay una tendencia alimentaria y un modo de vida que ha llegado para quedarse. En EE UU, el número de veganos ha crecido un 600% en los últimos tres años, según los datos de GlobalData. Este tipo de consumidores rechaza el consumo de cualquier alimento que proceda de animales pero también el uso de artículos cuyo origen sea animal: es decir, productos de cuero o incluso cosméticos si han sido testados en seres vivos.

Y no solo las cotizadas están aprovechando esta tendencia: los supermercados se están llenando de productos elaborados sin que ningún animal haya estado implicado en el proceso y cada vez son más los restaurantes que incluyen opciones para estos clientes.

De hecho, el propio McDonald's anunció esta primavera el lanzamiento de sus nuggets veganos en Noruega y una hamburguesa vegetariana en Alemania, uno de sus principales mercados; mientras que Tim Hortons está probando los huevos hechos a base de plantas (proteína de frijol, aceite, puré de cebolla y cúrcuma).

Por el momento, no hay cifras concretas, pero la consultora Future Market Insight publicó en 2018 un informe en el que valoraba el negocio de snacks veganos en 31.800 millones de dólares (28.600 millones de euros) y pronosticaba que para 2028 alcanzaría los 73.000 millones de billetes verdes (65.800 millones de euros). Mientras tanto, un informe elaborado por el Good Food Institute y la Plant Based Food Association valora el mercado actual de alimentos veganos en 4.500 millones de dólares (4.000 millones de euros).

La alimentación lidera las Bolsas

  • A pesar de las caídas de los últimos meses, el 2019 está siendo un buen año en Bolsa para las firmas de alimentación y bebidas. En Europa, suman más de un 30% –frente al alza del 11% del EuroStoxx 600–, lideradas por la sueca AKK (fabricante y distribuidor de aceites y grasas vegetales), que sube en torno a un 60%, y las cerveceras AB InBev (+50%) y Carlsberg (+46%).
  • Al otro lado del Atlántico, destacan las alzas registradas por las cadenas de comida rápida. El sector de restauración acumula una revalorización del 34% –el doble que el S&P 500– con la cadena Chipotle Mexican Grill a la cabeza, al sumar más de un 90% en el año. Le sigue, aunque bastante lejos, Starbucks, que se anota una revalorización del 50%.
Normas