Seguridad

Prosegur cae un 5,8% y cae a mínimos desde enero de 2016

La matriz y su filial Cash se hunden en Bolsa por su fuerte dependencia de Argentina

Uno de los camiones blindados de Prosegur.
Uno de los camiones blindados de Prosegur.

Las dos compañías que más sufren en Bolsa el resultado de las elecciones primarias en Argentina, que anticipan una vuelta del peronismo al poder, son Prosegur y su filial de gestión de efectivo, Cash. La matriz ha caído 5,83%, hasta los 3,8 euros por acción, después de caer el lunes un 11,55%. El gigante de la seguridad cotiza en niveles mínimos desde enero de 2016. 

La empresa, controlada por Helena Revorado, su máxima accionista con el 51,6%, y además presidenta, tiene una fuerte dependencia de Argentina. Ya en los resultados del primer semestre, Prosegur advirtió que sus cuentas se habían visto afectados por la normativa internacional IAS 29, que obliga a computar de una manera determinada los resultados obtenidos en países con hiperinflación. 

PROSEGUR 3,42 -1,27%
PROSEGUR CASH 1,43 0,14%

En las cuentas del primer semestre no desagrega su facturación por países, pero sí por áreas geográficas, y Latinonamérica supuso en le primer semestre 1.036 millones de euros, más de la mitad del total, que ascendió a 2.055 millones de euros. 

Su filial Cash, que se estrenó en la Bolsa española en marzo de 2017 a través de una OPV  por el 27,5% del capital salió a 2 euros por acción y el martes cayó un 9,81%, hasta 1,61 euros, tras dejarse el lunes un 12,5%. Cotiza, por tanto, en mínimos desde su debut.

La facturación de Cash es incluso más dependiente de Lationamérica que su matriz, con 607,8 millones de euros sobre un total de 883,2 millones. Al igual que Prosegur, también aplica la normativa internacional de contabilidad relativa a países con inflación, si bien tampoco desglosa qué importe concreto de sus ingresos proceden de Argentina. 

Normas