El posible pago en las autovías enfrenta a transportistas y concesionarias

Ábalos dice este martes que el pago es una cuestión a debatir

Autovía Paguera Baleares
Autovía Paguera Baleares

El Gobierno en funciones ha admitido este martes estar barajando la opción de imponer un   un pago "simbólico" en las autovías ahora gratuitas. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha explicado este martes que esta posibilidad es una cuestión a debatir y sobre la que reflexionar, aunque el proceso ni siquiera se ha iniciado, según ha apuntado Ábalos en una entrevista con Telecinco.

Por otro lado, María Jesús Montero, ha dicho que el Gobierno está estudiando "diferentes fórmulas" existentes en otros países de Europa para el mantenimiento de la red de vías de alta capacidad, que comporta un gasto de en torno a más de 1.000 millones de euros anuales.

Ambos han respondido a la información adelantada por El País esta mañana donde ha reportado que el Gobierno sigue perfilando un modelo para asegurar la viabilidad de la red de autovías del Estado. 

Montero ha asegurado que "no hay ninguna propuesta concreta" sobre este posible pago y ha vinculado las informaciones al debate producido hace algunos meses en el Congreso, en el que se proyectó la creación de una Comisión para debatir cómo financiar las infraestructuras públicas y la red de vías de alta capacidad (autopistas y autovías).

A su vez, estas declaraciones han provocado reacciones diversas. El presidente de la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM), Ovidio de la Roza, expresó este martes su rechazo a la posibilidad de que se implanten peajes en las autovías, "porque no se puede cargar con más fiscalidad a este sector".

Tras recordar que la patronal de las constructoras lleva "muchos años" detrás de esta medida, De la Roza destacó que el sector del transporte de mercancías contribuye con 11.000 millones de euros anuales a las arcas del Estado. "Ya estamos pagando sobradamente por las infraestructuras", sentenció.

Además, advirtió del impacto de una medida como esta en la competitividad del país, ya que encarecería el transporte de mercancías al centro y norte de Europa. A este respecto, señaló que "España es el segundo país en exportación de mercancías a través de la carretera".

Las asociaciones de conductores RACE (Real Automóvil Club de España) y AEA (Automovilistas Europeos Asociados) también mostraron su disconformidad tras alegar que pagan cerca de 30.000 millones de euros anuales en impuestos y tasas, hecho  que ha sido confirmado por la patronal de fabricantes Anfac, y advierten que aumentaría el tráfico en las carreteras secundarias, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial.

El director de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, rechazó que los automovilistas tengan que hacer "un doble pago" por usar las autopistas. "Pagamos mucho más a las arcas del Estado por tener un vehículo de lo que recibimos en materia de conservación y mantenimiento de infraestructuras", indicó. 

Al mismo tiempo, comentó que el pago 'simbólico' por uso de autovías y autopistas que plantea Fomento podría generar el "efecto contrario" de que muchos conductores opten por circular por las carreteras secundarias, donde se produce el 78% de los accidentes mortales, de manera que se
"desincentivaría" el uso de las vías de alta capacidad.

Por su parte, el presidente de la patronal de grandes constructoras y concesionarias, Seopan, Julián Núñez, ha calificado esta eventual medida de "beneficiosa" tanto para la economía española como para el conjunto de la sociedad.

En declaraciones a la Cadena Ser, Núñez ha señalado que, en su opinión, esta medida tenía que haberse implementado en España mucho antes ya que ha provocado "ineficiencias" y desigualdades entre territorios así como entre contribuyentes, y que prácticamente en toda Europa se paga por el uso de las vías de alta capacidad.

Normas