Operaciones

Las acciones de Prosegur Cash debutarán en Wall Street

La filial del grupo de seguridad ha registrado un programa de ADR con Bank of New York Mellon

Helena Revoredo, presidenta de Prosegur, junto a Christian Gut Reverodo, presidente ejecutivo de la filial, en la salida a Bolsa de Cash.
Helena Revoredo, presidenta de Prosegur, junto a Christian Gut Reverodo, presidente ejecutivo de la filial, en la salida a Bolsa de Cash.

Prosegur Cash, la filial de gestión de efectivo de Prosegur, se propone debutar en Wall Street. La compañía ha registrado en el supervisor estadounidense de los mercados, la SEC, un programa de  certificados de depósito, denominados American Depositary Receipt (ADR).

La compañía se estrenó en la Bolsa española en marzo de 2017 a través de una OPV en la que su matriz colocó 412,5 millones de acciones, equivalentes al 27,5% del capital. Con la operación, Prosegur ingresó 825 millones de euros. El precio de referencia fijado para la salida a la Bolsa  de hace casi dos años y medio fue de 2 euros por acción; el viernes la empresa cerró a 1,82 euros por título. 

PROSEGUR CASH 1,27 1,92%
PROSEGUR 3,31 1,66%

Con los programa de ADR, las empresas facilitan la compra, tenencia y venta de títulos por parte de inversores estadounidenses. Al tiempo, son un soporte de financiación que les permitiría, llegado el caso, ampliar capital en Estados Unidos. La fórmula se basa en que un banco depositario custodie las acciones en euros y después emita los certificados en dólares. En el caso de Cash, el importe máximo de acciones asciende a 50 millones de certificados. El número total de acciones de la empresa es de 1.500 millones.

Con esta iniciativa, en la que el depositario de las acciones que después se emitirán en forma de certificados es Bank of New York, Prosegur Cash se une a un selecto club de empresas españolas que cotizan al otro lado del Atlántico. En el Ibex, se negocian  en forma de ADR Telefónica, Santander, BBVA, Repsol, las acciones B de Grifols –sin derechos de voto–, IAG y ArcelorMittal.

Los dueños de los ADR tienen derecho a todos los dividendos y a los eventuales derechos de voto (los ADR de Grifols son de las acciones sin derechos políticos). El inversor puede solicitar su metamorfosis en una acción clásica. Y viceversa.

Normas