UBS rebaja a Telefónica a mantener: ingresos débiles y deuda elevada

El banco de inversión recorta el precio objetivo hasta los 6,4 euros por título desde los 9,1 euros anteriores

UBS rebaja a Telefónica a mantener: ingresos débiles y deuda elevada
Reuters

El banco de inversión suizo UBS ha anunciado hoy una rebaja en la recomendación de Telefónica desde comprar a mantener. Los analistas de la entidad financiera han recortado el precio objetivo de la compañía de telecomunicaciones hasta los 6,4 euros por título desde los 9,1 euros que fijaban anteriormente debido a "la debilidad de los ingresos y la lentitud en el desapalancamiento de la deuda".

El precio de las acciones de Telefónica han caído hoy un 2,77%, un descalabro más pronunciado que el del 1,25% que ha acumulado el Ibex y mayor al del resto del sector de telecomunicaciones en Europa, que ha retrocedido un 1,06%.

Cotización

TELEFÓNICA 7,08 0,53%

"Las decisiones operativas y estratégicas de la empresa no están consiguiendo mejorar la trayectoria de ganancias y el desapalancamiento, factores que eran los principales pilares de nuestra perspectiva positiva", explica UBS en su informe. "Frente a este contratiempo, nos cuesta ver suficientes catalizadores y estimamos que el flujo de efectivo para el accionista caerá un 20% en el acumulado entre 2020 y 2025", prosiguen.

Entre los motivos que erosionarán los ingresos y aumentarán los riesgos sobre Telefónica, UBS destaca el elevado precio de los derechos del fútbol. Desde la firma suiza fijan el coste de los derechos en los 1.340 millones de euros y desconfían respecto a la capacidad de Telefónica para conseguir beneficios con este producto. "Telefónica está subiendo los precios y aumentando la penetración del fútbol entre su base de suscriptores, esta estrategia comercial puede suponer un riesgo de que sus clientes se den de baja en un contexto de creciente competencia en el mercado español", detallan en el informe los expertos.

"Con unas opciones limitadas y un generoso ratio de dividendo, Telefónica cuenta con un alto endeudamiento y un ritmo de desapalancamiento orgánico lento", sostienen desde UBS. Telefónica terminará 2019 con una deuda neta de 45.205 millones de euros, mientras que en 2020 se situará en los 44.901 millones de euros y alcanzará los 44.147 millones en 2021 según las previsiones de UBS.

"Más allá de los limites a la flexibilidad operativa y estratégica, el lento ritmo de reducción de deuda evita que Telefónica intente eliminar el efecto divisa negativo que afecta a su balance y que hace vulnerable a la cotizada a las fluctuaciones de las monedas latinoamericanas", advierten los analistas. 

Para terminar, los expertos resaltan que Telefónica se beneficiaría de una reducción del dividendo que paga a sus accionistas y de una recomposición de sus activos realizando desinversiones entre las que citan a Hispam, la filial de Telefónica en Argentina. "Ninguna de esas opciones parece probable en el corto plazo", concluyen los analistas de UBS. 

Telefónica España, estancamiento en la pieza clave

España sigue siendo el mercado fundamental para Telefónica según los expertos de UBS. Se trata de la unidad operativa más grande del grupo y de la mayor fuente de ingresos en las denominadas divisas fuertes.

"No creemos que las operaciones domésticas de Telefónica experimenten aumentos de crecimientos significativos, por el contrario, vemos riesgos de caídas", aseveran los analistas.

Entre estos riesgos, UBS detecta el de un estrecho margen para subidas de precios tras años de considerables alzas. Según la firma suiza, en el primer trimestre de 2017, el pack de Telefónica fusión costaba de media a cada suscriptor 81,6 euros, en el segundo trimestre de 2019, se ha elevado a 88,5 euros de media.

"La conocida como estrategia más por más, con los operadores cobrando más a cambio de ofrecer packs de productos más completos, ha provocado el alza de los precios y ha aumentado el riesgo de que los clientes traten de optimizar sus gastos", detalla el informe. "Esta estrategia seguida por las tres principales compañías de telecomunicación y por Telefónica en particular de mover una parte de sus consumidores hacia packs convergentes que incluyen servicios de vídeo ha podido provocar que algunos de sus suscriptores se encuentren en una horquilla de precio superior sin sacar un provecho claro de ello al no estar quizás particularmente interesados en los servicios de vídeo incluidos", prosiguen.

Al panorama de difícil aumentos de precios y de posibles bajas de clientes se le suma otro factor de impacto en el mercado español según explica UBS: la dura competencia.En contraste con el aumento que experimenta MásMóvil en ambos productos, en lo que a líneas de móviles se refiere, Movistar acumula nueve meses de caídas en términos netos y en banda ancha se encuentra estancado desde el inicio de 2019.  

Normas