Bayer, dispuesta a pagar 7.000 millones para cerrar los juicios por el glifosato

La acción registra la mayor subida en 10 años al publicar Bloomberg la propuesta

Dewayne Johnson, el jardinero estadounidense enfermo de cáncer que demandó a Monsanto por no alertar sobre el glifosfato.
Dewayne Johnson, el jardinero estadounidense enfermo de cáncer que demandó a Monsanto por no alertar sobre el glifosfato. AFP

La acción de Bayer se dispara un 11% en la Bolsa de Fráncfort después de publicar la agencia Bloomberg que la empresa está dispuesta a a pagar 8.000 millones de dólares (7.100 millones de euros) para cerrar las en torno a 18.000 demandas por el  glifosato. Este herbicida fue comercializado bajo la marca Round Up por Monsanto, comprada el año pasado por Bayer, y los demandantes alegan que su uso prolongado provoca cáncer. La empresa ha perdido los primeros tres juicios por este motivo, siendo condenada a pagar en torno a 50 millones de dólares (44 millones de euros) por caso, pese a que en primera instancia las sanciones superaban los 2.000 millones de euros.

La agencia Bloombeg asegura que el acuerdo no sería inminente, pero las negociaciones pueden aliviar la presión sobre la empresa, que ha perdido un 33% de su valor desde la compra de Monsanto. Se ha llegado a especular con la división en partes del gigante alemán, y algunos inversores como el fondo Elliott Management ya habían exigido a la empresa que buscara una salida negociada. 

Cada derrota judicial ha supuesto para Bayer la llegada de centenares de nuevas demandas, en las que la empresa está acusada de haber diseñado el herbicida de forma incorrecta, de no advertir de sus riesgos y de actuar de forma negligente, acusaciones que hasta el momento han sido aceptadas por la Justicia estadounidense. El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo, y su papel como agente cancerígeno es controvertida. En 2015 la Organización Mundial de la Salud lo calificó como “probable cancerígeno”, pero esta opinión no es compartida por las autoridades científicas europeas (ECHA y EFSA) y las de países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Japón.

Según Bloomberg, los abogados exigen hasta 10.000 millones de dólares, unos 9.000 millones de euros, para retirar las demandas y cerrar futuros casos. Queda por determinar cómo resolver los casos de consumidores que aún no hayan sido diagnosticados. Las negociaciones, de carácter confidencial, se están desarrollando en Nueva York. De momento Bayer ya ha pedido retrasar un juicio en San Louis. La empresa teme que un nuevo veredicto millonario eleve la factura del acuerdo.

 

 

Normas