El asesor económico de Trump exige a la Fed más recortes de tipos

Pide un rebaja de las tasas de entre 75 y 100 puntos básicos

El presidente de la Fed, Jerome Powell
El presidente de la Fed, Jerome Powell AFP

La presión sobre la Reserva Federal aumenta día a día. Si hasta el momento el principal azote del bancos estadounidense era el presidente, Donal Trump, ahora se suma el asesor comercial de la Casa Blanca Peter Navarro. El que es la mano derecha del magnate estadounidense en la cruzada comercial que mantiene con China ha pedido a la Fed que rebaje los tipos un 0,75% adicional. Es decir, el recorte de 25 puntos básicos acometido la semana pasada por Jerome Powell le resulta insuficientes y cree que el nivel adecuado de las tasas está en el 1,25%-1,75%, cotas registradas en marzo de 2018.

"La Reserva Federal antes de fin de año tiene que bajar las tasas de interés en al menos otros 75 puntos básicos o 100 puntos básicos para estar en línea con el resto del mundo", aseguró Navarro a la Fox. "Tenemos una diferencia demasiado grande entre nuestras tasas y eso nos cuesta empleos", remarcó.

Los expertos interpretan los nuevos aranceles impuestos a China como una medida de presión adicional para que la Reserva Federal acelere la flexibilización de la política monetaria. En la reunión celebrada por el banco estadounidense la semana pasada, el comité señaló en el comunicado que seguirán los indicadores macroeconómicos y que harán lo que sea necesario para prolongar la expansión económica y llevar la inflación al 2%. Los inversores interpretaron estas afirmaciones como una señal de que la Fed abría la puerta a nuevas rebajas en el precio del dinero. No obstante, Powell matizó en la rueda de prensa que el movimiento efectuado en julio no suponía un cambio de ciclo, una afirmación que muchos empiezan a poner en tela de juicio.

Aunque los fundamentales macroeconómicos no justifican nuevos recortes de los tipos -la economía creció en el segundo trimestre tres décimas de lo previsto por los analistas y la tasa de paro está en mínimos históricos- la guerra comercial podría pasar factura a una economía que encadena 121 meses al alza. 

Las declaraciones de Navarro se producen el mismo día en el que el presidente de la Fed de Sant Louis, James Bullard señalara que la institución no necesita "acumular" recortes de los tipos en un momento en el que la economía sigue creciendo. No obstante, Bullard reconoció que el banco central está ajustando sus estrategias de política monetaria hacia una mayor flexibilización.

El responsable de la Fed de Sant Luois quiso restar hierro a la situación y afirmó que el contexto actual nada tiene que ver con la situación que se vivió en 2007. "No creo ante un escenario tan dramático que exija una rebaja de las tasas de hasta 50 puntos básicos".

Normas