El Ibex no aguanta la presión comercial y pierde los 8.700 puntos

El selectivo español cede un 0,89% mientras que Wall Street se anota más de un 1%

Divisas.
Divisas. REUTERS

Las Bolsas buscaban recuperar este martes la calma después de la frenética jornada que vivieron el lunes ante la posibilidad de que la guerra comercial se convierta en una guerra de divisas. Tras encajar fuertes recortes durante la jornada previa, los principales selectivos europeos luchaban hoy por recomponerse. Sin embargo, el entusiasmo se ha ido debilitando a medida que las subidas de Wall Street, que abrió con un alza del 1% tras registrar ayer su peor sesión en el año, perdían fuerza. El selectivo Ibex, que ha estado en positivo casi toda la jornada, ha cedido un 0,89% y ha perdido los 8.700 puntos, mientras que, en el resto de Europa también han predominado las caídas, aunque han sido más moderadas. El CAC ha sido el que más ha resistido y solo ha caído un 0,13%, mientras que la Bolsa londinense ha cedido un 0,72%; el Dax alemán, un 0,78%; y el parqué italiano, un 0,68%. Sin embargo, Wall Street logró recuperarse de las dudas de las primeras horas de cotización y cerró con un alza superior al 1%. 

Anoche, el Departamento del Tesoro de EE UU designó a China como país "manipulador de divisas" y amenazó con tomar represalias para acabar con sus "injustas" ventajas competitivas en el marco del Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que supone una nueva escalada en la guerra comercial. En un comunicado, el Tesoro indicó que su secretario, Steven Mnuchin, "actuará con el Fondo Monetario Internacional para eliminar la ventaja competitiva creada por las últimas acciones de China".

El Tesoro tomó esa medida después de que, este lunes, el Banco Popular de China (BPC, central) dejara caer con fuerza su divisa, el yuan, de manera que para comprar un dólar ahora hacen falta siete yuanes, en lo que supone la ruptura de una barrera psicológica para los inversores y algo que no ocurría desde 2008.  El yuan frena hoy la abrupta caída de ayer y ha registrado un ligero alza. Las Bolsas asiáticas han cerrado con nuevas pérdidas. El Nikkei ha perdido un 0,65% hasta los 20.585 puntos.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, explica que "lo que subyace detrás del movimiento de devaluación realizado por China como represalia a las mayores tarifas de Trump es que las posturas comerciales entre ambos países están más distantes que nunca, la posibilidad de que ambas alcancen un acuerdo comercial se antoja muy complicada, y la introducción del elemento divisa, antes secundario, como protagonista en las negociaciones añade más incertidumbre al desenlace de las mismas y genera el temor de que ambas naciones conviertan el conflicto comercial en un conflicto de divisas". 

Así, ante la posibilidad de que Trump eleve las tarifas que iba a imponer del 10% al 25% a los 300.000 millones de dólares de productos importados chinos, podría responder China con una mayor devaluación del yuan, "aunque creemos que ambas medidas serían muy mal recibidas en sus respectivos países, en EE UU porque podría afectar negativamente al consumo privado, y en China, porque los inversores podrían sacar sus capitales del país para llevarlos a países o valores más “seguros”, como el oro, el franco suizo o curiosamente, el dólar", añade Fernández Figares.

A pesar de todo, Washington busca aún lograr un acuerdo con China y Trump espera enviar a una delegación estadounidense al país asiático en septiembre para continuar con las negociaciones, según ha comentado Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional a la CNBC. Asimismo, Kudlow ha subrayado lo afectada que se está viendo la economía china por la situación actual: "se está desmoronando", ha afirmado. 

De hecho, el oro, tras una subida superior al 1,5% se sitúa por encima de 1.470 dólares la onza, niveles no vistos desde 2013. En este sentido las rentabilidades de los bonos soberanos europeos siguen a la baja, alcanzando la rentabilidad del bono alemán a 10 años en mínimos históricos del -0,53% con la del bono español en 0,22%. 

La sesión de hoy llega ligera de cifras macroeconómicas, con únicamente las órdenes de pedidos de Alemania del mes de junio y la cifra de empleos disponibles en EE UU, también del mes de junio. En el caso de los pedidos, se ha registrado un incremento del 2,5% respecto del mes anterior, cuando habían caído un 2%, ofreciendo así un respiro al deterioro de la actividad industrial de la locomotora europea. Con todo, los expertos no creen que estos datos tengan reflejo en los mercados.

En cuanto a los valores protagonistas de la jornada, Siemens Gamesa se ha disparado un 3,26% después de conocerse que Goldman Sachs mejora su recomendación a comprar y ve un potencial de más del 23% respecto a precios actuales de cotización. Por su parte, Cellnex ha sumado un 1,62%. En el otro lado de la tabla, Melia ha caído un 4,07% seguido de Viscofan y Ence, que han cedido más de un 3%.

Asimismo, los grandes valores han registrado fuertes caídas que han arrastrado al Ibex. Santander y Telefónica han perdido más de un 1,9%, mientras que Inditex ha cedido un 1,59%, Repsol, un 1,29%, y BBVA, un 1,03%. Iberdrola ha sido el único en salvarse, tras anotarse una alza del 0,67%.

Normas