Los expresidentes de la Fed atacan a Trump por erosionar la independencia de la institución

"Estamos unidos en la convicción de que se debe permitir que la Fed y su presidente actúen de manera independiente sin la amenaza de destitución por razones políticas", dicen

Los expresidentes de la Fed Janet Yellen, Ben Bernanke and Paul Volcker en una imagen de archivo.
Los expresidentes de la Fed Janet Yellen, Ben Bernanke and Paul Volcker en una imagen de archivo. REUTERS

Janet Yellen, Ben Bernanke, Alan Greenspan y Paul Volcker han salido en defensa de la independencia del banco central estadounidense en un artículo firmado por los cuatro expresidentes vivos de la Reserva Federal de EEUU en el que advierten de la necesidad de que la institución y su máximo responsable actúen libres de presiones políticas.

"Como expresidentes de la junta de gobernadores del sistema de la Reserva Federal, estamos unidos en la convicción de que se debe permitir que la Fed y su presidente actúen de manera independiente y en el mejor interés de la economía, libres de presiones políticas a corto plazo y, en particular, sin la amenaza de destitución por razones políticas", sostienen los cuatro exbanqueros en el artículo publicado por 'The Wall Street Journal'.

La opinión de estas cuatro influyentes figuras de la economía estadounidense, que durante prácticamente 40 años de forma agregada fueron responsables de fijar el rumbo de la política monetaria de la mayor economía mundial bajo los mandatos de seis presidentes de EEUU, tanto republicanos como demócratas, sirve así de apoyo al actual presidente de la Fed, Jerome Powell, convertido en blanco regular de las iras del actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

"Cuando finalice el mandato de cuatro años del presidente actual (de la Fed), el presidente tendrá la oportunidad de volver a nombrarlo o elegir a alguien nuevo", recuerdan, expresando su confianza en que la decisión, que deberá ser ratificada por el Senado, se base en la competencia e integridad del candidato potencial, no en lealtad política.

De este modo, los expresidentes de la Fed sostienen que las decisiones adoptadas durante sus respectivos mandatos, si bien no todas fueron perfectas, sí fueron mejores al tomarse tras un prolongado análisis de los intereses económicos de EEUU de forma no partidista y sin valoraciones políticas cortoplacistas.

"La historia, tanto aquí como en el extranjero, ha demostrado repetidamente que una economía es más fuerte y funciona mejor cuando el banco central actúa independientemente de las presiones políticas a corto plazo y se basa únicamente en principios y datos económicos sólidos", añaden.

"Es fundamental preservar la capacidad de la Fed de tomar decisiones en función de los mejores intereses para la nación, no para un pequeño grupo de políticos", afirman los cuatro.

Jerome H. Powell, quien juró el cargo como presidente de la Fed el 5 de febrero de 2018, cargo para el que fue nominado por el propio Donald Trump en sustitución de Janet Yellen, ha sido víctima en reiteradas ocasiones de los ataques verbales del presidente de EEUU, quien le acusa de no actuar con la suficiente determinación en apoyo de la economía del país y en respuesta a las decisiones adoptadas por otros bancos centrales.

Normas