Tecnología para recetas

Siro, Estrella Galicia y Mackmyra elaboran comidas y bebidas con el apoyo de la inteligencia artificial

Nacen los primeros snack y Whisky inspirados con esta tecnología, con socios como IBM, Microsoft, Amazon y BBVA Next Technologies

Las tortitas de arroz con guisantes y lentejas de Cerealto Siro Foods,  inspiradas con inteligencia artificial.
Las tortitas de arroz con guisantes y lentejas de Cerealto Siro Foods, inspiradas con inteligencia artificial.

La inteligencia artificial empieza a tener impacto en múltiples industrias, y la de alimentación y bebidas es claramente una de ellas. El primer snack del mundo elaborado con ayuda de esta tecnología ya está en el mercado y lleva sello español, el de la compañía Cerealto Siro Foods. También en otoño llegará al mercado el primer whisky creado con herramientas de machine learning (aprendizaje automático) de la mano de la destilería sueca Macmyra. Y la española Estrella Galicia ha integrado la inteligencia artificial (IA) a la producción de sus cervezas con el fin de perfeccionar su producto.

“La inteligencia artificial supone una clara ayuda a la hora de buscar inspiración para crear nuevas recetas y productos. La industria alimentaria cuenta con un asistente que le evita horas de trabajo rutinario y le proporciona datos sobre los que apoyar la toma de decisiones”, cuenta Ángel Castán, responsable del sector retail y de consumo de IBM España.

Esta compañía ha sido la socia tecnológica de Siro quien ha empezado a vender en supermercados de Reino Unido ese snack basado en IA. Se trata de unas tortitas de arroz con guisantes y lentejas que, según su fabricante, responde a las últimas tendencias señaladas por los consumidores, pues “es un producto nutricionalmente adecuado para todas las edades, con un alto contenido en proteínas, con ingredientes naturales, apto para vegetarianos y celíacos, que puede consumirse en cualquier momento del día”.

Cerealto Siro Foods lanza al mercado internacional más de 250 nuevos productos derivados del cereal cada año y, según admiten sus responsables, no es fácil mantener el ritmo creativo y de satisfacción del consumidor. “Necesitamos anticiparnos a través de la investigación de las tendencias de vanguardia”, dice Juan Carlos Martínez, director de I+dea en esta compañía. Por eso, su compañía e IBM Services han diseñado una herramienta, llamada I+DRadar, que analiza y anticipa los gustos de los consumidores “de manera casi instantánea y global, superando los métodos clásicos de investigación de mercado, más locales, lentos y con mayores costes”, señalan.

Para ello, la herramienta, que también es capaz de identificar tendencias hiperlocalizadas y detectar cuando las actitudes de los consumidores empiezan a cambiar, escucha lo que dicen los consumidores y expertos en redes sociales públicas como Twitter, en blogs y foros de expertos, usuarios e influencers, periódicos generalistas y revistas científicas.

Para Mackmyra, la IA puede ser “un complemento perfecto” a la hora de elaborar un whisky de alta calidad. “El proceso de creación del whisky es mucho más complejo que los utilizados para elaborar cerveza, debido a la gran cantidad de combinaciones posibles y al hecho de que la creación de recetas de whisky es más una cuestión de arte que de ingeniería”, dice Angela D’Orazio, maestra destiladora de Mackmyra. “Queremos que la IA nos ayude a crear recetas y a descubrir combinaciones que hasta ahora no se le hayan ocurrido a ninguna persona”.

Los modelos de machine learning aplicados a la destilería e impulsados por la plataforma en la nube y los servicios cognitivos de Microsoft Azure, se alimentan de las recetas existentes de Mackmyra, cifras de ventas y preferencias de los clientes. “Con estos datos, la IA puede generar más de 70 millones de recetas que predice que serán populares y de la más alta calidad, en función del tipo de barricas que haya en el almacén”, añade el productor de whisky, que dice que la solución de IA no está diseñada para reemplazar a los maestros destiladores.

D’Orazio señala, en este sentido, que gracias a la capacidad de los algoritmos para examinar y calcular una gran cantidad de información, se pueden encontrar nuevas combinaciones que, de otro modo, nunca se habrían considerado, pero "somos partidarios de que el whisky sea generado por inteligencia artificial, pero madurado por humanos. En cualquier caso, la decisión siempre será tomada por una persona".

JJ Delgado, director de estrategia digital de Hijos de Rivera, la empresa productora de Estrella Galicia, está convencido de que "la inteligencia artificial es una tecnología disruptiva que ha venido para quedarse, pues bien utilizada otorga superpoderes a los profesionales para desarrollar su trabajo de una manera más profunda y consistente”. Su compañía, consciente de que los consumidores demandan “nuevos sabores [de cerveza] y métodos de elaboración”, ha contado para este proyecto tecnológico con BBVA Next Technologies y Amazon Web Servicies.

Jarno Kartela, responsable de Machine Learning de Fourkind, la empresa que está detrás del algoritmo de inteligencia artificial que ha creado el whisky de Mckmyra, cree que estos ejemplos son el principio del uso de la IA en esta y otras industrias ligadas a productos de consumo. "Imagino que los sistemas de IA generarán recetas para dulces, perfumes, bebidas e incluso diseños de zapatillas de deporte. Muchos de ellos ya se han intentando poner en marcha, pero la adopción a gran escala todavía tiene camino por recorrer". 

Normas