Lufthansa Group entra en ‘números rojos’ con 116 millones de pérdidas

El resultado neto de explotación ajustado fue de 417 millones de euros, un 60% menos que en el mismo periodo de 2018

Aviones de Lufthansa
Aviones de Lufthansa EFE

Lufthansa Group ha perdido 116 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone entrar en pérdidas tras los 713 millones de euros del mismo periodo de 2018, según ha informado este martes la compañía.

La aerolínea ha achacado este resultado a la dura competencia en Europa y al exceso de capacidad, especialmente en las rutas de corta distancia desde Alemania y Austria, además de a la revalorización del riesgo fiscal en Alemania, para lo que se requirieron provisiones de 340 millones de euros.

"Estamos respondiendo a esto reduciendo aun más nuestros costes y aumentando la flexibilidad. Con el plan de reestructuración que hemos presentado recientemente pretendemos hacer que Eurowings también sea una aerolínea rentable", ha indicado el director financiero del grupo, Ulrik Svensson.

De enero a junio, Lufthansa facturó 17.523 millones de euros, lo que supone un 3% más que en los seis primeros meses del año 2018 gracias al aumento del 3% en el número de pasajeros transportados, que rozaron los 69 millones. De estos ingresos, los conseguidos gracias al tráfico de pasajeros se aumentaron un 2%, hasta los 13.482 millones de euros.

El resultado neto de explotación ajustado (Ebit) fue de 417 millones de euros, un 60% menos que en el mismo periodo de 2018, mientras que el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitda) alcanzó los 418 millones de euros, también con una reducción del 60%.

El gasto total fue de 18.269 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un aumento del 7%, debido a que el aumento del precio del combustible añadió 450 millones adicionales a las partidas de gastos. En concreto, el grupo gastó 3.225 millones de euros en combustible, un 16% más.

El ebit de las aerolíneas cae un 43%

Por sectores, el Ebit de la red de aerolíneas de Lufthansa decreció un 43% hasta alcanzar los 564 millones de euros. Los ingresos de este sector alcanzaron los 11.060 millones de euros, un 4% que en el mismo periodo de 2018.

La capacidad se incrementó en un 4,9% y el factor de ocupación creció 0,9 puntos porcentuales. Sin embargo, la disminución de los resultados, especialmente en Europa, los ingresos unitarios ajustados por tipos de cambio en el primer semestre fueron un 3,2% inferiores a los de 2018.

Por su parte, la rama de transporte de mercancías de Lufthansa, registró un Ebit de 9 millones, un 93% menos que en el primer semestre de 2018. Sus ingresos fueron de 1.238 millones de euros, un 5% menos.

Por aerolíneas, Lufthansa registró un Ebitda ajustado de 936 millones de euros, un 22% menos que en el primer semestre del año anterior, con unos ingresos de 7.758 millones, un 4% más. Eurowings registró un Ebitda negativo de 37 millones, lo que supone una mejora de 4 millones con respecto a lo alcanzado en los seis primeros meses del pasado año (+10%), mientras que los ingresos se mantuvieron estables con 1.942 millones de euros.

El grupo aéreo ha explicado que estos resultados de Eurowings se deben al descenso del rendimiento en las rutas de corta y media distancia, aunque en el segundo trimestre el descenso se ha atenuado gracias al negocio de larga distancia.

Swiss obtuvo un Ebitda de 411 millones de euros, un 7% menos que en el primer semestre de 2018, mientras que sus ingresos se subieron un 6%, hasta los 2.447 millones de euros.

De su lado, Austrian Airlines registró un Ebitda de 32 millones de euros (-64%) y una facturación de 982 millones de euros, un 3% menos.

Gana un 70% menos en el segundo trimestre

En el segundo trimestre, el grupo alemán ha reducido sus beneficios un 70%, hasta los 226 millones de euros, en comparación con los registrados de abril a junio del año 2018.

Asimismo, sus ingresos aumentaron un 4%, hasta los 9.633 millones de euros. Su Ebitda se situó en 1.415 millones de euros (-8%), y su Ebit alcanzó los 761 millones de euros (-24%). Los gastos aumentaron un 7%, hasta los 9.535 millones de euros.

Ligero aumento de los ingresos a lo largo del año

El grupo ha comunicado que espera reportar un ligero aumento de un solo dígito en los ingresos totales y un margen de Ebit ajustado de 5,5% a 6,5% para todo el año.

El exceso de capacidad, la competencia y una demanda cada vez más sensible a los precios seguirán ejerciendo presión sobre los rendimientos de las rutas europeas de las aerolíneas, especialmente en Alemania y Austria. El grupo espera que el mercado europea siga suponiendo un reto hasta finales de año.

En el negocio de larga distancia, las expectativas son que continúe su desarrollo en la segunda mitad del año, aunque las perspectivas económicas generales son cada vez "más pesimistas" en los mercados nacionales del grupo, por lo que su evolución dependerá de las reservas a corto plazo del grupo, cuyo desarrollo es imposible predecir.

Eurowings se centrará en acelerar su recuperación financiera atendiendo más a las rutas europeas de corta distancia de punto a punto y tratando de aumentar la productividad, entre otras medidas. Los costes unitarios deberían reducirse hasta un 15% para 2022.

Por el momento, el grupo ha eliminado las aeronaves más antiguas de Eurowings y las está sustituyendo por otras más nuevas y eficientes.

En el segmento de carga esperan que la demanda se estabilice en el cuarto trimestre en el que por motivos estacionales este segmento de negocio tiende a generar una parte sustancial de sus beneficios.

Normas