Azkoyen sube un 4,1% su beneficio neto hasta los 6,5 millones

La cifra de negocios aumenta un 5,3% hasta los 72,1 millones

Eduardo Unzu, director general de Azkoyen.
Eduardo Unzu, director general de Azkoyen.

Grupo Azkoyen, multinacional española con sede en Navarra, ha obtenido un beneficio neto de 6,5 millones de euros a cierre del primer semestre de 2019, lo que supone un incremento del beneficio del 4,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El importe neto de la cifra de negocios de Grupo Azkoyen se ha incrementado también con respecto al primer semestre del ejercicio anterior en un 5,3% (5,2% a tipos de cambio constantes) hasta alcanzar los 72,1 millones de euros.

Según indica la compañía en una nota, este crecimiento se debe al buen comportamiento que ha tenido la división de Time & Security, que ha incrementado sus ventas un 13,4%, así como la división de Payment Technologies que ha registrado una subida del 4,6% respecto al primer semestre de 2018.

El análisis de la cifra de negocio consolidada por regiones refleja que en el primer semestre del ejercicio 2019, el 19,5% de la cifra de negocio proviene de España, el 76,2% del resto de la Unión Europea y el 4,3% restante de otros países en los que el Grupo Azkoyen tiene presencia comercial.

Por otra parte, el margen bruto en porcentaje aumenta (del 42,9% en el ejercicio anterior al 43,7% actual), con un diferente mix de negocios y productos.

Las mismas fuentes destacan el crecimiento del ebitda en un 14,3%, que se sitúa a cierre del primer semestre de 2019 en 12 millones de euros, mientras que el porcentaje de ebitda/ventas del grupo se ha situado en un 16,6%.

El ebit ha aumentado hasta los 8,9 millones de euros, un 6,1 % más respecto a los 8,4 millones del primer semestre del ejercicio anterior.

Además, recuerda el grupo que la Junta General Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas celebrada el pasado 4 de junio aprobó la distribución de un dividendo ordinario con cargo al beneficio de la sociedad dominante del ejercicio 2018 por 4,7 millones de euros y un dividendo extraordinario, con cargo a reservas de libre disposición, por importe de 25 millones de euros, que fue abonado el 19 de junio de 2019.

Tras esta distribución de dividendos y la contabilización de los pasivos por arrendamiento, la deuda financiera neta al cierre del primer semestre del ejercicio 2019 asciende a 25,1 millones de euros.

En cuanto a las perspectivas, las mismas fuentes se remiten al plan estratégico "2019-2021" del Grupo Azkoyen aprobado en febrero, y apuntan a un crecimiento de los ingresos por ventas superior al 3,2 % registrado en 2018 y un ebitda en términos absolutos básicamente similar al del
ejercicio 2018.

Se potenciarán las inversiones de los diferentes negocios en activos intangibles (proyectos de desarrollo en el Subgrupo Primion y aplicaciones informáticas) y materiales, con un presupuesto agregado para el ejercicio 2019 de 7,3 millones de euros (3 millones de euros de cifra real en el ejercicio 2018), un 143 % superior respecto a 2018.

Los beneficios del plan serán progresivos, y se prevé alcanzar los mayores crecimientos de ventas y resultados en el ejercicio 2021.

Normas