Distribución

Moody's mantiene a Dia en bono basura de alto riesgo pese a la inyección de capital

La agencia ve riesgos a menos que el grupo de supermercados deje de consumir caja

Uno de los supermercados de Dia.
Uno de los supermercados de Dia.

Dia ha superado la crisis que amenazaba con llevársela por delante tras la inyección de 490 millones de euros de un crédito participativo por parte de Letterone. Pero las agencias de rating se resisten a dar su brazo a torcer. Moody's ha publicado un informe que le mantiene la calificación en Caa2, nivel de bono basura con alto riesgo y además le ha colocado la perspectiva en negativa, cuando antes la tenía en revisión.

"La confirmación de la calificación de Dia refleja la mejora de su liquidez tras la refinanciación de su deuda bancaria y de  la inyección de los 490 millones de fondos propios de Letterone", asegura Vincent Gusdorf, analista de Moody's en el informe. La agencia reconoce que los problemas del grupo de alimentación, controlado por Letterone en un 69,8% tras la opa que le lanzó a 0,67 euros por acción. Pero acto seguido advierte de que se enfrenta al reto de mejorar sustancialmente su negocio para detener el nivel actual de consumo de efectivo. 

Los rating de Moody's sobre Dia ha ido evolucionando desde Baa3, nivel de inversión en octubre de 2014, hasta el actual de Caa2, solo tres escalones por encima de C, que supone impago inminente. En octubre de 2018, cuando lanzó la advertencia sobre beneficios de ese ejercicio, se lo rebajó tres peldaños, hasta Ba2; un mes después se lo rebajó de una tacada otros dos niveles, hasta B2, para situarlo en enero en Caa2, tres niveles por debajo.

MAPFRE 2,59 0,58%

Moody's considera que la posición de Dia se ha deteriorado aún más en los últimos meses frente a  Mercadona y a Lidl, que han ido ganando cuota de mercado en los últimos años. Dia tiene como arma secreta un plan estratégico que incluye, entre otras cosas, una revisión de su oferta de productos, el refuerzo de su gama de productos de marca propia y una nueva política de precios. Esta hoja de ruta prevé flujo de caja negativo durante los dos primeros años. Letterone prevé que Dia consuma entre 200 y 250 millones de euros solo en inversiones.

Tras la amortización de los bonos del pasado lunes 22 de julio por 306 millones, el grupo no se enfrentará a ningún vencimiento significativo hasta abril de 2021, cuando expiran nuevamente bonos, esta vez por 300 millones de euros. Moody's considera que la liquidez de Dia es adecuada para los próximos 12 meses, pero avisa de que podría deteriorarse rápidamente.

La compañía de supermercados disponía de 118 millones de euros en efectivo a 31 de marzo de 2019, y acceso a unos 280 millones de euros con vencimiento en 2022, prestados por los bancos que permanecen en el crédito sindicado y por la propia Letterone. Abonará por esa liquidez entre el 5,5% y el 7%. 

El plan de salvamento solo tiene un capítulo más: la ampliación de capital con derechos de suscripción preferente, que previsiblemente ejecutará a partir de septiembre, como publicó CincoDías el 17 de julio. El importe será de 600 millones de euros, frente a su actual capitalización de unos 330 millones de euros.

Letterone se ha comprometido a acudir con su participación, que le supondrá el desembolso de unos 420 millones, y además se ha comprometido a asegurar 70 millones adicionales, hasta alcanzar los 490 que suman su crédito participativo. Los restantes 110 deberán ser aportados por los otros accionistas que quedan en Dia.

Normas