Telefónica cae más de un 2% en Bolsa tras anunciar un beneficio de 1.787 millones en el semestre, un 2,8% más

La teleco vende nueve centros de datos en España y Latinoamérica por 472 millones

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica

Telefónica cerró el primer semestre del ejercicio con un beneficio de 1.787 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,8% respecto a igual periodo del año pasado. La buena marcha del negocio en España, Reino Unido y Alemania compensa las caídas registradas en Brasil y Argentina. 

Las cifras han estado en línea con lo que esperaban los analistas, sin embargo el freno en los ingresos en el segundo trimestre ha sentado mal al mercado y la acción baja un 1,5%. Entre abril y junio, los ingresos se estancaron en 12.142 millones de  euros. Por su parte, el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) entre abril y junio se sitúa en 4.438 millones, un 4,7% más, similar a los 4.380 millones esperados por los analistas consultados por Bloomberg. El beneficio neto del trimestre alcanza 862 millones y se reduce un 4,5% interanual, por provisión por litigios fiscales, ajustes por hiperinflación en Argentina y la la adopción de NIIF16.

El freno del último trimestre provoca que entre enero y junio los ingresos cajen un 0,9% hasta 24.121 millones,impactados, según explica la operadora, por el efecto de los tipos de cambio y la hiperinflación. En términos orgánicos (tipos de cambio y perímetro constantes), los ingresos crecerían un 3,8% impulsados por la mayor venta de terminales (aumentan un 16,1%) e ingresos del servicio ( suben el 2,5%). 

El OIBDA del primer semestre de 2019 asciende a 8.702 millones de euros, lo que supone un crecimiento en términos reportados del 7,4%. En términos orgánicos, el crecimiento sería del 1,3%, debido a los mayores ingresos y a los ahorros de la digitalización y simplificación entre otras medidas de control de costes. 

Dividendo

Telefónica recuerda que la junta general de accionistas, en su reunión del 7 de junio de 2019, acordó la distribución de un dividendo en efectivo con cargo a reservas de libre disposición, por un importe fijo de 0,40 euros brutos, pagadero en dos tramos. El primer pago en efectivo de 0,20 euros brutos por acción del citado dividendo tuvo lugar el día 20 de junio de 2019, por un importe total de 1.023 millones de euros y el segundo pago en efectivo de 0,20 euros brutos por acción se realizará el día 19 de diciembre de 2019.

La deuda financiera neta se sitúa en 40.230 millones de euros al cierre del primer semestre y se reduce en 844 millones de euros respecto a diciembre de 2018 fundamentalmente por la generación de caja libre (2.756 millones de euros) y las desinversiones financieras netas (321 millones de euros) principalmente por la venta de las filiales de Nicaragua, Guatemala y Antares

Dentro del plan de la operadora de venta de activos no estratégicos para reducir deuda, telefónica ha comunicado que ha vendido  nueve Data Centers localizados en países jurisdicciones (España, Brasil, México, Perú, Chile y Argentina) a una sociedad controlada por Asterion Industrial Partners por un importe total de 472 millones de euros. Además, ha anunciado  que están pendientes de ser transmitidos otros dos centros cuya efectiva transmisión está condicionada a determinadas autorizaciones y trámites administrativos.

Cambio de tendencia: suben los accesos en España

En el semestre, Telefónica España contribuye con un 26% a los ingresos, y aumenta su participación en 0,3 puntos. Telefónica Alemania supone un 14,8% (igualmente eleva su presencia) y Telefónica Reino Unido que representa un 14,1% (aumento de 0,9 puntos. respecto a junio de 2018). Reducen su aportación al grupo, Telefónica Brasil que representa un 20,9% (0,6 puntos . menos respecto a junio de 2018), Telefónica Hispam Sur, con un 13,9% (cae un punto  respecto al primer semestre de 2018) y Telefónica Hispam Norte que representa un 8,2% (manteniendo la contribución de junio de 2018). 

Telefónica España logró un OIBDA de 2.672 millones de euros un 6,6% por encima de los 2.507 millones alcanzados un ao antes. Telefónica Reino Unido mejora un 19% el OIBDA, hasta 1.052 millones y Telefónica Alemania lo incrementa un 24,8%m, hasta 1.101 millones. Sin emabrgo, Telefónica Brasil lo reduce en un 9%.

Telefónica España gestiona 41,9 millones de accesos a 30 de junio de 2019 , lo que supone un alza del 1,3% comparado con 30 de junio de 2018, y supone un cambio de tendencia de años anteriores, como resultado principalmente del crecimiento de los accesos de mayor valor: móviles de contrato, los accesos de fibra y los accesos de televisión.

La Oferta Convergente residencial llega a 4,7 millones de clientes con 5 millones de líneas móviles adicionales asociadas a dichos clientes a 30 de junio de 2019, presentando un crecimiento interanual del 4,1% y 17,0% respectivamente.

La planta total de accesos móviles se sitúa en 18,7 millones a 30 de junio de 2019, un 4,4% más y los accesos de televisión de pago totalizan 4,1 millones, aumentando un 4,4% interanualmente.

El martes fue Santander, el miércoles Repsol e Iberdrola y es el turno de otra grande: Telefónica. La compañía que pilota José María Álvarez Pallete ha divulgado las cuentas del primer semestre, unos datos que los inversores parece que no se lo están tomando demasiado bien. A media sesión, la compañía se deja en Bolsa un 2,4% y es junto a la otra operadora, MásMóvil (-0,95%), las dos cotizadas con peor desempeño en el Ibex 35. Las cuentas de Telefónica se han conocido el mismo día que las de Orange que experimentó una caída de la facturación en España por la tendencia hacia el mercado low cost.

Las valoraciones de los analistas llegan con cuentagotas. Tras conocerse los resultados de Telefónica Brasil y Telefónica Deutscheland el foco ahora está en las ganancias registradas en España, informa Gema Escribano. Los analistas de Goldman Sachs destacan el fuerte crecimiento orgánico en ingresos por servicios en el mercado doméstico. A pesar de ello, los expertos optan por la prudencia y mantienen su recomendación en neutral.

"La teleco española ha visto como su facturación se estancaba en el segundo trimestre del año en comparación con el mismo periodo del año anterior, con un volumen de ventas de 12.142 millones de euros. Tampoco ha gustado a los inversores la caída en un 12,4% de los resultados operativos hasta los 1.804 millones de euros, tras ver cómo los márgenes de la división brasileña se recortaban hasta 10 puntos básicos, ya que este país supone el segundo mercado más importante para el grupo", afirma Aitor Méndez, analista de IG.

Pero no todo es negativo. En el lado bueno, el experto destaca que la compañía mantiene sus objetivos y los dividendos anunciados, a la vez que continúa reduciendo su apalancamiento. Por noveno trimestre consecutivo la deuda cae un 5,7% en términos interanuales, hasta los 40.230 millones.

Más optimistas se muestran desde Renta 4 que señalan que la compañía ha superado previsiones operativas y ha cerrado "la venta de casi todos los centros de datos cuando los títulos están descontando un escenario excesivamente negativo año y la evolución de la cotización sigue siendo débil".

En la conferencia de resultados, la compañía se ha centrado en la evolución del negocio en España y en la posibilidad de monetizar activos de redes. Después de los esfuerzos acometidos para rebajar la deuda, la directiva ya no ve la necesidad de vender activos para reducir deuda. "El enfoque ahora se centra exclusivamente en optimizar la rentabilidad de los recursos propios", remarcan en Renta 4. La compañía no ve ninguna necesidad de que las distintas operadoras tengan sus redes !lo que permitiría vender muchas en propiedad al ser la operadora que cuenta con la mayor red de banda ancha y fibra del mundo. Creemos que Telefónica tiene mucho margen para vender en España y todo el negocio en Alemania. La clave para determinar si se venden activos de redes e infraestructura radica en si suponen una ventaja competitiva o no", explican los analistas.

 

Normas
Entra en El País para participar