Financiación

La banca prevé ser más dura en la concesión de hipotecas y crédito al consumo

El sector es más reacio a asumir riesgos y aprecia un empeoramiento de la solvencia en la financiación al consumo

La banca prevé ser más dura en la concesión de hipotecas y crédito al consumo pulsa en la foto

La banca española ha endurecido los criterios por los que concede préstamos a particulares y empresas y prevé seguir haciéndolo en el tercer trimestre. El sector está mostrando una menor tolerancia al riesgo ante cierto deterioro económico, según revela la última encuesta sobre préstamos bancarios que publica hoy el Banco de España, a lo que también se añade, en menor medida, la presión de los requerimientos de los reguladores.

Los diez bancos que participan en la encuesta han endurecido la concesión de hipotecas y créditos al consumo en el segundo trimestre del año y también prevén ser más estrictos con la financiación a vivienda en el tercer trimestre.  "La menor tolerancia al riesgo por parte de las entidades habría sido el principal factor que habría propiciado esta evolución", explica el Banco de España. En cambio, las condiciones aplicadas a los créditos hipotecarios se mantuvieron en el segundo trimestre sin cambios. Sí hubo "un ligero endurecimiento" en los márgenes de los préstamos de mayor riesgo. Además, el porcentaje de peticiones de hipotecas rechazadas también habría crecido ligeramente.

En definitiva, los bancos revelan en la encuesta que los precios de las hipotecas no habrían subido en el segundo trimestre, en el que apenas se recoge el efecto de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, a mediados de junio. Aunque sí se han endurecido las exigencias para su concesión. Los bajos tipos de interés y las perspectivas de un nuevo recorte no estarían sirviendo por tanto para elevar la concesión de hipotecas, ya que la banca aprecia más riesgos en su concesión, ni para un abaratamiento adicional.  

Respecto al crédito al consumo, los criterios de concesión también se endurecieron en el segundo trimestre, por tercer trimestre consecutivo, no solo por la menor tolerancia al riesgo de los bancos sino por un empeoramiento de la solvencia de los solicitantes. En cambio, "las condiciones generales de este tipo de créditos se suavizaron de nuevo, como resultado de una mayor presión de la competencia". El banco de España explica que se habrían estrechado los márgenes y habrían crecido las cuantías de los créditos concedidos. Es decir, financiación al consumo más barata y por mayor importe pero para los clientes más solventes.

Para el segundo semestre del año, los bancos esperan un aumento de los activos ponderados por riesgo y un endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos a pymes, así como un aumento de los márgenes en grandes a empresas y financiación a hogares.

La banca también vigila la ratio de morosidad, cuyo avance "provocaría un leve endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos a empresas y al consumo en el segundo trimestre". Aunque no un empeoramiento de las condiciones, según concluye la encuesta. 

Normas