El Corte Inglés y Alibaba ampliarán su alianza a la agencia de viajes

Permitirá a Viajes El Corte Inglés estar en la plataforma Fliggy

Rodrigo Cipriani, director de Alibaba Group para España, Italia, Portugal y Grecia.
Rodrigo Cipriani, director de Alibaba Group para España, Italia, Portugal y Grecia.

El Corte Inglés y Alibaba buscan modos de ampliar la alianza que firmaron en noviembre del año pasado. Esta ya contemplaba una serie de acciones, como la apertura de tiendas del grupo de distribución español en la plataforma online Aliexpress; la instalación de córners de venta física de ésta en los centros de El Corte Inglés; el acceso de la compañía española a las tecnologías cloud de Alibaba; o la instalación del medio de pago Alipay en sus tiendas.

Como se aseguró entonces, el acuerdo entre ambos grupos nacía “con el fin de aprovechar sus respectivas fortalezas y las de sus distintas unidades de negocio”. Y el siguiente paso será en un área donde ambas operan: el de los viajes.

Así lo anticipa el director de Alibaba Group para España, Italia, Portugal y Grecia, Rodrigo Cipriani, en una entrevista con CincoDias. “Estoy seguro de que podremos hacer esta alianza cada vez más grande. Algo que queremos hacer el año que viene es proporcionar a Viajes El Corte Inglés presencia en nuestra plataforma de viajes, Fliggy”, explica Cipriani.

Fliggy es un buscador de alojamientos y vuelos desarrollado por Alibaba para los usuarios chinos. En esta plataforma están registradas cerca de 200 millones de potenciales turistas.

El acuerdo permitiría a Viajes El Corte Inglés mostrar una oferta diseñada para ellos, los cuales, por otra parte, no dejan de aumentar. En 2018, 150 millones de ciudadanos chinos viajaron fuera de sus fronteras, un aumento del 15% respecto al año anterior, según cifras del gobierno chino. Viajes El Corte Inglés, por su parte, es la segunda vía de ingresos para el grupo, después de su actividad comercial tradicional. En el ejercicio 2018 facturó 2.722 millones de euros, un crecimiento del 5% respecto al año anterior, y un ebitda de 64 millones, un 18% más.

Como explica Cipriani, el caso de El Corte Inglés es muy particular, ya que, dice, “no hay muchas empresas de ese tamaño tan multidisciplinares”. De las distintas áreas que abarcaba el acuerdo inicial Cipriani destaca, principalmente, dos: el acceso de El Corte Inglés a la tecnología en la nube de Alibaba, “que les ayudará a digitalizar mejor sus tiendas y aprovechar los datos que se generan en ellas”; y la implantación del sistema de pagos desarrollado por el grupo chino, Alipay, que “permite a los ciudadanos chinos gastar más dinero”.

Como adelantó este diario a principios de junio, El Corte Inglés ha abierto seis tiendas en Aliexpress de sus marcas Fórmula Joven, Easy Wear, Green Coast, Freestyle, Mountain Pro y Boomerang tanto en China como varios países de Europa. El grupo anticipó a finales del mes pasado que también abrirá una tienda en Tmall, otra plataforma de Alibaba, antes de que acabe el año, en este caso solo para compradores chinos. Alibaba tiene acuerdos con Correos o Inditex en España, pero Rodrigo Cipriani que El Corte Inglés es “nuestro socio estratégico más importante”.

Internacionalización

Este acuerdo forma parte de la apertura que Alibaba emprendió hace tres años, y que comenzó con la apertura de delegaciones en distintas partes del mundo, España incluida, “uno de los principales mercados para Aliexpress”. Su estrategia a nivel internacional, como explica Cipriani, “es facilitar la llegada de empresas a los consumidores chinos”.

Precisamente, ofrecer a pymes la posibilidad de vender en China es su apuesta principal. Hoy más de 100 marcas españolas tienen tiendas en las distintas plataformas de Alibaba.

Las que operan en los sectores textil y de cosmética son las que han encontrado mayores oportunidades, según destaca Cipriani, aunque subraya que no es fácil triunfar entre los consumidores chinos. “Les gustan los productos de calidad, internacionales, pero sobre todo las marcas. Lo más importante y difícil es crear una marca y un nicho para comunicarse de forma directa con los consumidores”, explica el portavoz de Alibaba. El creciente peso de las marcas españolas no conllevará, de momento, la construcció de un centro logístico en el país, tras el previsto en Bélgica. “Dependerá del negocio: si crece, se analizará”, dice Cipriani.

Durante 2018, el número de usuarios del entorno Alibaba crecieron en 100 millones, superando los 600. El grupo, además, cerró la compra de Lazada, la mayor plataforma de comercio electrónico en el sudeste asiático. “La visión de nuestro fundador es conectar a todo el mundo, pero paso a paso. La prioridad es concentrarnos en estos mercados ya cercar a estos consumidores a marcas internacionales”.

“No creemos que los drones sean el futuro del e-commerce”

Modelo. El comercio electrónico en China no solo abarca las grandes ciudades del país. Como describe Rodrigo Cipriani, en la última gran jornada de ventas de Alibaba, el pasado 18 de junio, los incrementos más grandes se vivieron en las ciudades Tier 3 y Tier 4 [clasificación que hace el gobierno chino de las ciudades según su tamaño], aquellas de menor población pero con una mayor presencia de jóvenes conectados. “Y en China hay un 40% de la población que aún no está conectada a internet, sobre todo gente que vive en entornos rurales. Una de nuestras misisoines es también cubrir estas áreas”, describe Cipriani. Algunos rivales, como Jd.com, ha desarrollado las entregas con drones para alcanzar estas zonas. “No creemos en que los drones sean el futuro del comercio electrónico. Sí en una cierta automatización de los procesos”.

Ventas. La dimensión que alcanza el comercio electrónico en China se entiende mejor con datos. El pasado 11 de noviembre, Alibaba generó ventas por valor de 27.330 millones de euros, y contó con la participación de 80.000 marcas. España ocupó en esa cita el octavo lugar en el ranking de países que más ventas hicieron a China, con empresas como Martiderm, Sesderma, Singuladerm, ISDIN, y Grupo Osborne.

Normas