Telefónica Brasil sube a máximos en Bolsa mientras Alemania cae a mínimos

La filial brasileña se beneficia de la fibra, el dividendo y la nueva ley

La división germana sufre las dudas sobre su negocio mayorista

Telefónica Brasil sube a máximos en Bolsa mientras Alemania cae a mínimos

Las grandes filiales cotizadas de Telefónica registran evoluciones en Bolsa en 2019 muy dispares. Telefónica Brasil cotiza en los precios máximos de los últimos 14 meses, mientras que Telefónica Deutschland está en mínimos históricos.

Así, Telefónica Brasil parece haber recuperado el favor del mercado. Sus ADR se revalorizan cerca de un 17% en Wall Street desde enero, y han vuelto a cotizar por encima de los 14 dólares, algo que no sucedía desde mayo de 2018. La teleco se ha visto favorecida por la subida de la Bolsa local, gracias en gran medida a las mejores previsiones económicas del país, que está cerca de cerrar la gran reforma de las presiones, así como por la nueva ley de telecos.

Scotiabank publicó la pasada semana un informe en el que destacaba que Telefónica Brasil se ha ganado la reputación como la mejor historia de dividendo de la industria de las telecos en Latinoamérica. Estos analistas apuntaron cuatro grandes ejes positivos para la compañía, a la que elevaron el precio objetivo del ADR un 3,6%, hasta 16 dólares. En su opinión, la teleco tiene una oportunidad de crecimiento orgánico gracias a la fibra, donde prevé llegar a 15 millones de hogares en 2020.

Además, la nueva ley que desregulará la telefonía fija supondrá más ahorros para Telefónica Brasil, además de facilitar el despliegue de fibra. De igual forma, apuntaron a la subida de los precios en el contrato móvil, junto con un escenario competitivo menos agresivo, gracias a las posibles desinversiones e Oi. Finalmente, indicaron que la firma podrá registrar unos ahorros fiscales de 2.100 millones de reales, mayores de lo previsto.

Alemania

Frente a la evolución de Brasil, Telefónica Deutschland vive momentos difíciles en Bolsa. Sus acciones se dejan desde principios de año más de un 32%, hasta 2,29 euros, cuando en julio de 2018, llegaron a coquetear con los cuatro euros. Con esta bajada, la capitalización bursátil de la operadora se ha situado en 6.829 millones de euros.

La operadora se ha visto penalizada por la posible pérdida de negocio mayorista, si finalmente 1&1 Drillisch decide reforzar su posición como operador móvil de red, frente al rol actual de operador virtual.

Bankhaus Lampe rebajó el precio objetivo de la acción de Telefónica Deutschland, de 2,5 a 2,4 euros, advirtiendo de que el coste de la subasta de espectro para móvil 5G, concluida a mediados de junio, fue mayor de lo previsto, al comprometer el pago de 1.425 millones de euros.

Como factor positivo, se ha quitado de encima la presión vendedora de un accionista de referencia como la holandesa KPN (desde la compra en 2014 de E-Plus), que hace pocos días comunicó la salida definitiva del capital de Telefónica Deutschland, tras haber estado vendiendo acciones a lo largo de los últimos trimestres.

Evolución de la matriz

Acción. En este escenario, la acción de la propia Telefónica está registrando pocos movimientos. De hecho, las matildes suben algo más de un 1% desde principios de año, y cotizan por encima de los 7,4 euros.

Países. En principio, la teleco debería verse más favorecida por la positiva evolución de Brasil que penalizada por la caída de Alemania. Y es que el gigante latinoamericano aporta cerca del 22% de los ingresos y el 24,6% del Oibda del grupo, mientras que la división germana supone el 14% de los ingresos y el 12% del Oibda.

Cuentas. El mercado está pendiente de los resultados del primer semestre de Telefónica, que serán presentados el 25 de julio, con las miradas puestas en Brasil y España.

Normas