Investigan por lo criminal a Johnson & Johnson por el riesgo de cáncer de sus polvos de talco

El Departamento de Justicia de Estados Unidos busca comprobar si la compañía mintió a la opinión pública

Investigan por lo criminal a Johnson & Johnson por el riesgo de cáncer de sus polvos de talco

Según fuentes familiares con el asunto consultadas por Bloomberg, el Departamento de Justicia de Estados Unidos está llevando a cabo una investigación por la vía criminal para aclarar si Johnson & Johnson mintió a la opinión pública respecto al riesgo de cáncer relacionado con sus polvos de talco.

La investigación criminal, de la que no se tenía constancia con anterioridad, va en la misma dirección que la efectuada por diferentes reguladores y por las demandas por lo civil interpuestas por miles de personas con cáncer que señalan a los polvos de talco de Johnson & Johnson como el origen de su enfermedad. Según las mismas fuentes, un jurado de Washington está examinando documentación que indicaría que empleados estaban al tanto de la presencia de cualquier cancerígeno en sus productos.

Las dudas en torno a la seguridad del producto han provocado más de 14.000 denuncias interpuestas por consumidores con cáncer de ovarios o con mesotelioma, una rara forma de cáncer ligada al amianto. El mineral de talco, usado para mantener la piel seca, en productos de maquillaje, pintura y suplementos alimenticios, se encuentra en yacimientos que también contienen amianto. 

"hemos cooperado completamente con las anteriores investigaciones del Departamento de Justicia y continuaremos haciéndolo", ha asegurado el portavoz de la compañía Kim Montagnino. "Los polvos de talco de Johnson & Johnson no contienen amianto ni causan cáncer, tal y como demuestran décadas de estudios clínicos independientes", afirma.

El mayor fabricante de productos relacionados con la salud del mundo ha dicho en varias ocasiones que los test de seguridad sobre los polvos de talco realizados durante décadas no detectaron la presencia de amianto. Por contra, varios abogados han aportado como prueba comunicaciones internas de la empresa en las que los científicos de Johnson & Johnson alertaban sobre que el amianto detectado en los polvos de talco de la compañía representaban un "serio riesgo para la salud" que podría desembocar en problemas legales.

En una docena de juicios, el jurado ha concluido que Johnson & Johnson sabía que sus polvos de talco contenían cantidades detectables de amianto y que la empresa falló a la hora de comunicárselo a los consumidores. En los últimos tres años, la justicia ha condenado a la empresa a pagar 5.000 millones de dólares a personas que aseguraban que los polvos provocaban cáncer.

Las acciones de Johnson & Jonshon caían un 5,15%, lo que supone la pérdida de 17.000 millones de dólares.

Normas