Qué es una sociedad limitada unipersonal y cómo se constituye

Es una de las alternativas con las que cuenta un emprendedor a la hora de iniciar un negocio.

SLU constitución

El tejido empresarial español se nutre de diferentes tipos de sociedades A pesar de que la Sociedad Limitada y el alta como profesional autónomo son las opciones más extendidas entre los emprendedores españoles, existen otras fórmulas para constituir una empresa.

Una de estas fórmulas es la Sociedad Limitada Unipersonal (SLU). A continuación, explicamossus peculiaridades.

Qué es una SLU

Se trata de un tipo de sociedad muy parecida a la famosa sociedad limitada (SL), pero con el diferencial de que en una SLU todas las acciones pertenecen a una única persona, que puede ser tanto física como jurídica.

Esta opción es muy interesante en los casos en los que no quieras asociarte con nadie o, también, cuando se da la circunstancia de que todos los socios de tu SL previamente constituida se retiran del camino.

No obstante, y al contrario de lo que generalmente se piensa, el socio y el administrador de una SLU no tiene por qué ser la misma persona, pueden ser diferentes personas. Así lo explican en holded.com, que han analizado esta figura jurídica en su web.

Entonces, ¿en qué se diferencia una SLU de una SL?

Además de lo previamente mencionado, la gran diferencia es que a nivel jurídico, debe constar de manera expresa la condición de uniresponsabilidad en todos los actos de la sociedad. Es decir, es una sola persona la que hará frente a posibles deudas o responsabilidades, y como tal es esta la que deberá firmar como tal en todos los documentos de la sociedad.

Cabe resaltar que en una SLU, el socio responderá frente a sus deudas de manera limitada, hasta el máximo de su capital social aportado.

Cómo constituir una sociedad de un único socio

Para acometer la constitución de una SLU, el emprendedor deberá realizar una serie de trámites de manera obligatoria.

Lo primero que tendrá que hacer es solicitar un Certificado de Denominación Social en el Registro Mercantil de su provincia, para garantizar la exclusividad del nombre de la sociedad.

Posteriormente, y al igual que con cualquier otro tipo de sociedad, se deberán redactar los estatutos de la sociedad y abrir una cuenta bancaria a nombre de la misma. En este caso, se tendrá que depositar un capital social de 3.000 euros o más.

El siguiente paso será obtener el número de identificación fiscal (NIF), que tendrá que gestionarse en la Agencia Tributaria, para posteriormente presentar el Impuesto sobre Operaciones Societarias, que en el caso de sociedades de nueva constitución es nulo, y la correspondiente inscripción en el Registro Mercantil.

Los costes aproximados para la constitución de una SLU rondan los 270 euros, en el caso de que no cuentes con la ayuda de ningún asesor.

Normas