Banca

El MEDE cree que el rescate bancario fue un éxito pero pide mejorar la gestión de Sareb

Sostiene que las pérdidas de la entidad han sido mayores de las esperadas y avisa de que pueden crear problemas a los pasivos del Estado

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.

Siete años después del rescate bancario a España, el economista jefe del Mecanismo Europeo De Estabilidad (MEDE), Rolf Strauch, lo calificó este miércoles como un “éxito”, ya que permitió al país salir de una profunda crisis económica y restablecer el funcionamiento del sistema financiero. No obstante, advirtió de que todavía hay elementos que se pueden gestionar mejor, como es el caso de la Sareb, y que persisten focos de debilidad en la economía española: la elevada deuda pública y privada, la alta tasa de desempleo, la segmentación del mercado laboral y la baja productividad.

Según el economista jefe del MEDE, los 41.000 millones de euros del programa de asistencia financiera desembolsados a las entidades españolas a finales de 2012 “cumplieron ampliamente con sus objetivos”. Consiguieron restablecer el funcionamiento del sector bancario haciendo que las entidades fueran más sólidas, reduciendo el apalancamiento, mejorando su gobernanza y su liquidez. “El programa fue un éxito y sus efectos empezaron a sentirse inmediatamente: mejoraron las condiciones de financiación y el capital bancario y en los años posteriores, la morosidad pudo reducirse enormemente”, sostuvo Strauch. El rescate, para el que se emplearon 41.000 millones de euros de los 100.000 inicialmente previstos, se centró únicamente en el sector bancario y se aplicó durante un “breve periodo de tiempo” de 18 meses hasta enero de 2014.

Parte del éxito del programa se evidencia, según apuntó el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio, en la capacidad de devolución anticipada del préstamo, que alcanza ya el 40% del importe, por lo que aún quedan pendientes 23.700 millones. Según el calendario pactado, el último pago del crédito está previsto para finales de 2027. “Hemos amortizado todo lo que hemos podido y estamos en contacto continuo con el MEDE para ajustar las amortizaciones en función de las posibilidades de su tesorería”, afirmó San Basilio.

También valoró los éxitos logrados con el rescate bancario el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), Jaime Ponce, quien destacó que el programa consiguió restaurar la confianza en el sector bancario, algo "determinante" para recuperar la confianza internacional en la economía española. "Si vemos dónde estamos hoy, no hay duda de que el programa ha contribuido a la reestructuración del sector financiero. Las sucursales se han reducido más de un 40% con 88.000 puestos de trabajo menos, las entidades están mejor capitalizadas y la cartera de créditos morosos ha pasado de 80.000 millones a los 40.000 de hoy", detalló el presidente de la autoridad encargada de la supervisión bancaria española.

Problemas todavía por resolver

El economista jefe del MEDE puso sin embargo el foco en la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, más conocida como el banco malo o la Sareb, como uno de los elementos del sector bancario con margen para una mejor gestión. Así, destacó que las pérdidas de la Sareb habían sido “más consistentes de lo esperado” y advirtió que ello podría “crear problemas con los pasivos del Estado”. La Sareb tiene el cometido de desinvertir los activos transferidos por las entidades nacionalizadas y en proceso de reestructuración, y su capital está en un 45% bajo control público a través del Frob. En 2018 perdió 878 millones de euros, un 55% más que los 565 millones de un año antes.

A pesar de que “la economía haya experimentado un giro de 180 grados”, Strauch subrayó que existen todavía problemas que no se han resuelto. Es el caso de la elevada deuda pública y privada; de la tasa de desempleo, aún “muy alta” especialmente entre los más jóvenes; de la “segmentación” del mercado laboral, con gran protagonismo de la contratación temporal frente a la indefinida; y de la baja productividad, que puede “generar limitaciones en el crecimiento a largo plazo”. Por ello, valoró muy positivamente las recomendaciones recientes de la Comisión Europea en esta misma línea, que este martes fueron también refrendadas por el Ecofin.

Liquidación del Popular

Buena coordinación bajo mucha presión. El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), Jaime Ponce, sostuvo este miércoles que el proceso de liquidación del Banco Popular se hizo “en medio de una gran presión y con poquísimo tiempo”, algo que es “fácil decir pero no es fácil de hacer”. En una jornada sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Ponce alabó la cooperación entre las autoridades europeas y nacionales y defendió los resultados “muy positivos” del proceso de venta de la entidad al Banco Santander, máxime cuando que se gestó con suma premura “de un día para otro. “Contamos con poquísimo tiempo y todos arrimaron el hombro para poder trabajar juntos”, aseguró.

Normas