Los millonarios en España crecen levemente mientras caen a nivel mundial

Las grandes fortunas aumentan, pero disminuye el índice de riqueza del país

Un megayate frente a la ciudad de Ibiza.
Un megayate frente a la ciudad de Ibiza. GETTY

El número de millonarios en España alcanzó los 224.300 miembros en 2018, un poco más que los registrados un año antes, cuando la cifra se situó en los 224.200. España, que desde el estallido de la crisis de 2008 ha sumado casi 100.000 personas a la lista, se coloca así en el séptimo puesto de Europa en número de grandes fortunas, y en el decimocuarto a nivel mundial. Son datos que se extraen del Informe Mundial de la Riqueza de Capgemini relativo a 2018, presentado este martes. El leve aumento del país llega en un contexto de caída global, en el que el número de grandes patrimonios se ha visto reducido en aproximadamente 60.000 personas, un 0,3%.

La citada consultora parte de aquellos patrimonios financieros que acumulan más de un millón de dólares y que, hasta llegar a los cinco millones, forman la primera categoría de ricos. El nivel medio lo conforman las fortunas que oscilan entre los 5 y los 30 millones, y en el saco de los ultrarricos entran aquellas que superan los 30 millones. Estos últimos fueron los que registraron en 2018 la mayor pérdida económica de los últimos años, con una disminución de su riqueza cercana al 6%, que supuso el 75% de la reducción total a escala mundial.

Atendiendo a la clasificación europea, España se sitúa por detrás de Alemania, Francia, Reino Unido, Suiza, Italia y Países Bajos. En el ranking mundial, mantiene la decimocuarta posición, situándose también por detrás de Estados Unidos (líder global indiscutible con 5,32 millones de millonarios), Japón, China, Canadá, Australia, la India y Corea, pero por delante de Rusia y Arabia Saudí.

La caída de los mercados de renta variable y la ralentización de las economías regionales son las responsables de que se haya reducido la población de grandes fortunas a nivel global, según Capgemini. De hecho, en España, pese a que la cantidad de millonarios ha aumentado, el índice de riqueza ha caído, pasando de los 653.000 millones de dólares de 2017 a los 637.000 millones del siguiente ejercicio.

Con todo, la disminución del número de grandes patrimonios no ha sido homogénea a nivel mundial. La región de Asia-Pacífico, que experimentó una caída del 2% en el número de millonarios, es la que encabeza la lista. China, la responsable de más de la mitad (53%) de la pérdida de riqueza de esta zona, engloba el 25% de las pérdidas de todo el mundo.

El patrimonio de las grandes fortunas también disminuyó en casi todas las demás regiones: en Latinoamérica cayó un 4%; en Europa un 3% y en América del Norte, un 1%. Por el contrario, en Oriente Medio la riqueza de las grandes fortunas creció un 4% y su población millonaria aumentó un 6%, gracias a su sólido crecimiento del PIB y a la evolución de los mercados financieros, según el informe.

Atendiendo a los niveles de riqueza, los millonarios de nivel medio (fortunas de entre 5 y 30 millones) representaron el 20% de la pérdida total global de riqueza, mientras que el segmento inferior de millonarios (entre 1 y 5 millones de dólares, y que suponen casi el 90% de la población millonaria) es el que se vio menos afectado, ya que su riqueza bajó menos del 0,5%. De este modo, la mayor parte de la reducción, tanto del número de millonarios como del patrimonio, se registró en los segmentos más altos.

El informe pone de manifiesto que el efectivo ha sustituido a la renta variable como el activo de inversión más utilizado en el primer trimestre de este año, representando el 28% del patrimonio financiero de las grandes fortunas. Mientras tanto, las acciones han pasado a una segunda posición, con cerca del 26%, cinco puntos menos que el año anterior. Pese a la disminución de la riqueza, el nivel de satisfacción y confianza en las firmas de gestión de patrimonios se incrementó tres puntos, hasta el 81,8%. Sin embargo, el informe pone énfasis en la necesidad de mejorar la inversión en tecnologías de próxima generación para que los clientes ganen en experiencia.

Normas