BizAway promete ahorrar un 25% en la factura de viajes de grandes multinacionales

Prevé multiplicar por cuatro la cifra de negocio de 2018 hasta 20 millones

Luca Carlucci, fundador de BizAway, y Nacho Bataller, responsable del desarrollo de negocio de BizAway.
Luca Carlucci, fundador de BizAway, y Nacho Bataller, responsable del desarrollo de negocio de BizAway.

Los viajes corporativos mueven cada año más de 1,7 billones de dólares en todo el mundo. En España llevan creciendo a un ritmo anual del 4% desde la salida de la recesión y las previsiones de Gebta, la asociación europea que engloba a las principales agencias de viajes, prevé que en 2025 la cifra de negocio crecerá un 22% y se situará en 15.200 millones frente a los 12.500 millones que factura en la actualidad. Un montante que está controlado por las grandes agencias corporativas y en el que el 83% de la inversión lo hacen las empresas con más de 20 trabajadores.

Un escenario en el que ha irrumpido con fuerza la startup BizAway, fundada por Luca Carlucci y Flavio del Bianco en Italia en 2015 y cuyo negocio arrancó en España en 2017. La compañía cuenta en la actualidad con 300 clientes (de los que 150 son españoles), cerró el pasado ejercicio con cinco millones de euros de facturación y prevé cuadruplicarla en 2019 hasta los 20 millones de euros.

La clave, según Carlucci, es haber logrado cambiar el “arcaico” modelo de negocio de los viajes tradicionales bajo una promesa: lograr tarifas de hotel hasta un 25% inferiores a las que ofrece Booking, la agencia de viajes online más importante en Europa. ¿Cómo es capaz de lograr esos precios? “No comprendemos como una agencia puede pasarle un precio a un cliente que está por encima de los que están ofreciendo en directo las agencias online, ya que por volumen debería tener margen para negociar mejores tarifas”, recalca Nacho Bataller, responsable del modelo de negocio. “Nuestro negocio está integrado en la actualidad con más de 100 proveedores, cuenta con una base de 950.000 hoteles disponibles y no cobramos comisiones innecesarias como las agencias tradicionales. Solo lo hacemos por el ahorro logrado y siempre después de generarlo”, señala.

Para Carlucci, el principal factor diferencial respecto a su competencia es que no ofrecen descuentos, sino ausencia de comisiones (las agencias de viaje tradicionales cobran entre un 10% y un 18% del precio final como consecuencia de los elevados costes de personal que soportan) y transparencia. “A final de cada ejercicio, mandamos una factura al cliente con el ahorro generado por los hoteles contratados durante ese período y solo en ese momento cobramos un tercio de ese ahorro”.

En su corta vida, la compañía ha abordado tres rondas de financiación en las que ha logrado levantar un millón de euros y última una cuarta más ambiciosa a corto plazo. “El único fondo que participa en el capital es Muntiventures, porque es un inversor que participó en un proyecto anterior que lideré”, señala Carlucci. El resto de los accionistas lo conforman ocho business angels, entre los que destaca a Federico González Tejera, exconsejero delegado de NH y presidente y consejero delegado de Radisson Hotel Group. “Es inversor a título personal muy importante para la compañía. Nos aporta conocimiento, contactos y es una persona muy cercana”.

Un modelo de negocio revolucionario

Tecnología. “Somos una empresa tecnología que hemos aprendido el modelo de negocio de las agencias de viaje y ahora lo estamos mejorando”, asegura Carlucci. La empresa tiene la oferta integrada con más de 100 proveedores y cuenta con 950.000 hoteles en su base de datos.

Clientes. Tiene 300 clientes en todo el mundo, de los que 150 están en España. El gasto medio en viajes por firma es de 3 millones al año.

Financiación. Ha levantado un millón de euros en tres rondas y prevé lanzar otra ronda en breve para seguir creciendo. Entre sus accionistas cuenta con Federico González Tejera, presidente de Radisson Hotel Group.

Transparencia. Cobra un 33% del ahorro anual conseguido en la factura de viajes.

Normas