El 'efecto Lagarde' y la tregua comercial impulsan al Ibex un 1,5% en la semana

El dólar se refuerza frente al euro y el bono del Tesoro repunta

Operadores en la Bolsa de Nueva York.
Operadores en la Bolsa de Nueva York. AP

Julio ha llegado a las Bolsas con viento alcista. Con todavía pocos inversores de vacaciones, la primera semana del segundo semestre fue especialmente intensa. A la firma del acuerdo comercial entre EE UU y China en la cumbre en Osaka el pasado fin de semana, se sumó un día después el nombramiento de Christine Lagarde como sucesora de Mario Draghi al frente del BCE. Estas noticias fueron suficiente para desatar las compras a un lado y otro del Atlántico. El Ibex 35, que el viernes optó por la corrección (-0,7%), avanza un 1,48% en la semana.

La Bolsa española siguió la estela del resto de índices europeos. Por encima de todos destaca el Mib italiano que sumó un 3,5% en el balance de las últimas cinco sesiones gracias al buen comportamiento de su sector financiero. Después de semanas de constantes tiras y aflojas Roma dio su brazo a torcer y se plegó a las exigencias de Bruselas. El Gobierno italiano remitió un borrador de los presupuestos en el que fijaba el déficit en el 2% frente al 2,4% anterior. Bruselas se apiadó y ante el acatamiento de las normas descartó la apertura de un procedimiento sancionador. El Dax alemán, por su parte, subió un 1,37% semanal; el Cac francés, un 0,99% y el FTSE británico, un 1,72%.

Wall Street regresó a la actividad en la recta final de la semana tras la festividad del 4 de julio. Después de revalidar máximos el miércoles, el buen dato de empleo del viernes (La economía de EE UU creó en junio 224.000 nuevos puestos de trabajo frente a los 160.000 que esperaban los analistas) propició las caídas. Los inversores que empezaban a descontar una rebaja de tipos, ven ahora como esa posibilidad se aleja. A pesar de ello, los tres índices de referencia se anotan subidas que oscilan entre el 1,2% y el 2% en la semana.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.254,70 0,44%
EUROSTOXX 50 3.687,32 0,21%
DOW JONES 27.875,62 0,39%
USD x EUR 0,9073 0,343%
Petroleo Brent 63,500 -0,735%

De regreso a la Bolsa española, la banca escaló a los primeros puestos del selectivo en la semana, con el permiso de MásMóvil, quee subió un 8,67%, seguido de Grifols, que se revalorizó un 7% en cinco días, gracias, en parte al visto bueno de la FDA a uno de sus medicamentos. Bankinter, por su parte, repuntó un 5,5%; Sabadell, un 4,6% y CaixaBank, un 3,97%.

Entre los valores más bajistas de la semana destacaron las empresas del sector gasístico. Enagás y Naturgy despiden el viernes con caídas semanales del 11% y del 4% después de que la CNMC propusiera un recorte del 7% de la retribución que reciben las empresas por la distribución de electricidad y cerca de un 18% la de gas.

El nombramiento de Lagarde impulsó a los inversores a la compra de deuda. El perfil continuista de la que será presidente del BCE a partir del próximo noviembre llevó a las rentabilidades de la zona euro a mínimos histórico. Los rendimientos del bono español cerraron el viernes en el 0,32% si bien es cierto que a lo largo de la semana a punto estuvieron de perforar la cota del 0,2%. Por su parte, el bund alemán finalizó en el -0,36% después de que el jueves cayera por debajo de la facilidad de depósitos (-0,4%), entendida esta como lo que deben pagar los bancos al BCE por el exceso de liquidez.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, recuerda que “Weidmann ha sido una de las pocas voces críticas con las políticas monetarias acomodaticias nada convencionales que ha venido aplicando la institución con el italiano Draghi a la cabeza. Entendemos que los inversores temían que si finalmente Weidmann era el elegido, el BCE iría, poco a poco, girando hacia políticas más convencionales, dando por finalizada la etapa de barra libre de liquidez. Con Lagarde al frente, los inversores esperan continuismo, y eso les gusta”.

Normas