Distribución

Eroski pone en venta una veintena de hipermercados para cumplir con la banca

Se trata de los establecimientos de la zona sur. La cooperativa pactó con la banca amortizar 455 millones en 2024, 100 millones ya este año

Eroski pone en venta una veintena de hipermercados para cumplir con la banca

Eroski avanza en su plan para cumplir con la banca. La cooperativa vasca ya ha arrancado la primera parte del proceso para amortizar los 455 millones que comprometió con los acreedores para refinanciar una deuda de 1.542 millones y blindar la supervivencia de su modelo cooperativista. Y para ello ha iniciado el proceso para desprenderse de una veintena de hipermercados, que lastran el ebitda del grupo en unos 15 millones, en torno al 5% del total.

Todo pasa por que la compañía dé una muestra de buena voluntad con los acreedores y amortice ya unos 100 millones, que espera obtener en su mayor parte de la venta de estas tiendas. En concreto, se trata de aquellos establecimientos ubicados en la zona sur de España. Es decir, fuera de la zona core para su negocio, que comprende la franja norte del país: Galicia, País Vasco, La Rioja, Cataluña y Baleares.

Dada su diversidad geográfica (estos hipermercados están repartidos por la mitad sur, con especial incidencia en Andalucía), Eroski ha declinado contratar a un asesor para abordar la venta conjunta de estos hipermercados, como hizo Dia con PwC para aminorar el efecto del ERE. En su lugar, ha decidido contratar a diferentes asesores para cada caso que estudien soluciones diferentes, desde un traspaso a la venta del activo inmobiliario en sí.

Ya en la nueva estructura corporativa que la cadena de supermercados pactó con la banca se preveía la venta de estos activos. En esencia, Eroski se ha comprometido a constituir una sociedad mercantil –cuyo dueño es la cooperativa– de la que dependan unas 40 filiales, sobre las que ha otorgado unas garantías que en caso de impago protegen la singular estructura cooperativa de la matriz. Al margen han quedado determinadas sociedades –como la que agrupa los hipermercados en venta o los viajes– que o bien protegen esos negocios o bien allana su venta, como en el caso de los hipermercados en liza.

La desinversión de estos hipermercados es una parte más de los compromisos alcanzados por Eroski y la banca. Han acordado un plan de amortizaciones anuales de deuda con el objetivo de llegar a los citados 455 millones para 2024. Además de las ventas de hipermercados y otros activos inmobiliarios, la cooperativa también se ha comprometido a mejorar su ebitda, así como a dar entrada a socios en algunas filiales.

Todo ello a expensas de que a finales de este mes de julio los bancos terminen de darle el sí definitivo a la refinanciación. En marzo pactó la extensión de los vencimientos hasta 2024 con el grueso de sus bancos acreedores, tenedores del 77% del pasivo. A este acuerdo deben sumarse, antes del próximo día 31, los bancos dueños del 23% restante. En caso contrario, la compañía puede pedir al juez que haga a estos acreedores minoritarios asumir el acuerdo con una homologación judicial. Un extremo que no se prevé alcanzar.

Normas