¿Necesitas una funda de efecto Faraday para las llaves de tu coche?

¿Necesitas una funda de efecto Faraday para las llaves de tu coche?

Algunos usuarios las usan para evitar el robo de su vehículo.

Seguro que el día que fuiste al concesionario a elegir el coche que ibas a comprar, saliste de allí encantado con la llave que tenía. Solo tienes que llevarla encima, en un bolsillo, para que el coche la detecte y se abra solo. Incluso una vez dentro, no hay que tocar nada porque con pulsar el botón de Start arrancamos y ya está. La llave es eso, un salvoconducto que nos franquea el paso.

Pero claro, como siempre ocurre, los amigos de lo ajeno están pendientes de estas cosas y cuentan con herramientas capaces de, o bien amplificar la señal, o bien de clonarla para fabricar llaves que puedan abrir nuestro vehículo. Así que toca protegernos para evitar problemas y futuros robos.

La jaula de Faraday, clave

Este efecto, que lleva el nombre del físico británico Michael Faraday, lo que viene a decirnos es que si utilizamos un material conductor eléctrico para rodear una fuente, como es la llave inalámbrica de nuestro coche, conseguimos que las frecuencias y códigos que se utilizan para abrir o arrancar el vehículo no lleguen a manos de quienes están esperando a robárnoslas. Bloquea su paso como los ascensores la señal de nuestro móvil.

Desgraciadamente, si nos convertimos en la diana de uno de estos delincuentes y no llevamos algún tipo de protección, pueden copiar los códigos y las frecuencias para llevarse el coche delante de nuestras narices. Por fortuna, el remedio no es difícil de conseguir y tampoco supone una cantidad de dinero prohibitiva.

Bolsa efecto Faraday para llaves de coche.
Bolsa efecto Faraday para llaves de coche.

Si buscáis en tiendas online, las más populares, veréis secciones completas dedicadas a la adquisición de bolsas con efecto Faraday que garantizan la seguridad de nuestra llave. Por apenas 8 euros podréis conseguir un par, ya que muchas de las ofertas tienen que ver con más de una unidad. Así que buenas noticias.

Eso sí, tened en cuenta que con estas bolsas de efecto Faraday el coche no sabrá que nos acercamos por lo que tendremos que sacarlas del estuche antes de llegar. Es un pequeño engorro frente a la comodidad que supone no tener que sacarla del bolsillo, pero es la mejor alternativa a que nos quedemos sin coche.

Os aconsejamos un diseño discreto y no muy grande, si en un futuro queréis transportar la llave metida en la bolsa dentro de un bolsillo del pantalón. Algunas marcas de coches, conscientes de este peligro, regalan a sus clientes estas bolsas de efecto Faraday por lo que si acabáis de adquirir el vuestro, no perdáis la oportunidad de reclamarla. Al fin y al cabo, los que han desarrollado un sistema con fallas han sido ellos, ¿no?

Normas