Renta fija

Santander y Abertis exprimen los mínimos del bono español

El apetito de los inversores permite obtener unos precios de emisión reducidos

Ana Botín, presidenta de Banco Santander.
Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

La caída de las rentabilidades en el mercado de deuda no encuentran suelo. Una sesión después de que los rendimientos del bono español a diez años bajaran del 0,3% hoy los títulos con vencimiento en 2029 se encuentra al filo del 0,2%. Se dan así las condiciones propicias para que bancos y entidades aprovechen la oportunidad de obtener financiación a precios muy reducidos. Eso es lo que están intentando hacer hoy Abertis y Santander,

Cuatro meses después de la macroemisión de Abertis para financiar el préstamo puente suscrito para la adquisición de la compañía por parte de ACS y Atlantia, hoy la compañía regresa al mercado. En concreto la gestora de autopistas ha emitido 1.300 millones en dos tramos a seis y diez años. El apetito de los inversores por el papel español se ha dejado sentir en la demanda que se sitúa en los 7.000 millones de euros. Esto ha permitido contraer los diferenciales.

En bonos con vencimiento en julio de 2025 Abertir ha vendido 700 millones a un precio de 93 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés de referencia en el mercado interbancario libre de riesgo), 27 puntos menos de lo previsto en un principio. En deuda a 10 años la empresas ha colocado 600 millones con un diferencial de 185 puntos básicos.

En lo que va de 2019, Abertis está siendo una de las compañías más activas en la captación de fondos. Sumando la emisión de marzo y la de hoy, la empresa ha vendido 4.300 millones de euros. Esto se produce en un ejercicio en el que las colocaciones de deuda corporativa han caído un 19%, hasta los 7.700 millones frente a los 9.900 millones del pasado ejercicio. Desde Société Générale apuntan que los elevados colchones de liquidez acumulados por las compañías en los últimos ejercicios unido a las escasas operaciones corporativas justifican este descenso. 

Bankia, Barclays, Credit Agricole, Commerzbank, HSBC, Mediobanca, NatWest Markets, Société Générale y SMBC han actuado como bancos colocadores.

Abertis no es la única que hoy acude al mercado de capitales. Santander ha colocado 1.500 millones en cédulas a diez años con un diferencial de 16 puntos básicos sobre midswap, cuatro menos que lo previsto. La demanda supera los 3.000 millones. Banca IMI, Deutschebank, NatWest Markets, Nomura y Santander son las entidades contratadas para llevar a buen puerto la operación.

La caída registrada en el sector corporativo está siendo compensada por la mayor actividad del sector bancario, con un protagonismo destacado de los activos elegibles por MREL, es decir, los títulos destinados a la construcción del colchón anticrisis. "Esto se traduce en un incremento del volumen de las operaciones de senior non preferred (como la emisión inaugural de Bankinter la semana pasada) y senior prefered", apunta Fernando García, director de Mercados de Capitales de Société Générale. En el primer semestre del año, las entidades españolas han colocado 18.200 millones, un 20% más que en el mismo periodo del año anterior.

Sequía en el segmento 'high yield'

Si reducida fue la actividad en lo que a emisiones corporativas se refiere, más aún lo está siendo en el tramo de alto rendimiento. Aunque el año empezó difícil para este sector y le costó arrancar a nivel europeo, en España no se han registrado operaciones de este tipo de emisores en lo que va de ejercicio. Y esto se produce en un momento en el que el apetito del inversor se ha dejado sentir en la demanda y los bajos precios. 

Desde Société Générale prevé que los diferencial continúen en tendencia estable para los próximos meses. "En verano habrá una contracción por la falta de emisiones", explica Fernando García. 

Normas