El fondo estrella de Paramés pierde un 20% desde su creación en 2016

Tras fallar en Aryzta, el gestor acumula nuevos problemas en 2019

El fondo estrella de Paramés pierde un 20% desde su creación en 2016 pulsa en la foto

El gestor de fondos más famoso de España no levanta cabeza. Francisco García Paramés, considerado durante mucho tiempo como un gurú de la inversión, acumula fuertes pérdidas en todos los vehículos que gestiona. Su fondo estrella, el Cobas Selección (con 735 millones de euros de activos bajo gestión), registra unos números rojos del 19,79% desde su creación.

Para juzgar el desempeño de un gestor de fondos hay que compararlo con la evolución de los mercados en los que invierte y con la actuación de otros gestores similares. Paramés sale mal parado en ambos casos.

El mencionado fondo Cobas Selección utiliza como índice bursátil de referencia el MSCI Europe Total Return. Este ha logrado una rentabilidad acumulada desde el inicio de 2017 del 22,63%. En cuanto a los gestores comparables, el fondo Magallanes European Equity ha obtenido un rendimiento agregado del 14,98% y el Bestinver Internacional (que invierte fundamentalmente en Europa) ha rentado un 5,5%.

El Cobas Selección no es el único vehículo con problemas de los que gestiona Paramés. El fondo Cobas Internacional (que tiene una política muy similar al anterior y cuenta con un patrimonio de 395 millones de euros), pierde un 25% desde su creación en marzo de 2017. El fondo Cobas Iberia se deja un 2,4% desde sus inicios (abril de 2017), mientras que el índice comparable, que incluye las Bolsas de España y Portugal, se ha mantenido plano, y el fondo competidor Magallanes Iberian Equity ha subido un 6,41%.

También registran fuertes pérdidas sus planes de pensiones. Cobas Global tiene unos números rojos del 26,2% desde que se lanzó (frente al 5,87% del índice comparable), y Cobas Mixto Global pierde un 20,45%.

En total, Cobas Asset Management (fundada y controlada por Paramés tras romper 25 años de relación con Bestinver) administra más de 1.400 millones de euros en fondos de inversión, planes de pensiones y sicavs. La comisión máxima de gestión de los fondos es del 1,75% y la de los planes de pensiones del 1,5%.

Paramés empezó a perder pie el año pasado, por su fuerte apuesta por las acciones de Aryzta (el fabricante de los panecillos de McDonald’s y Burger King). La entidad tuvo que revisar dos veces en 2018 sus previsiones de beneficios y realizó una ampliación de capital a la que el gestor se opuso activamente. Hace un mes, Aryzta volvió a revisar a la baja sus estimaciones de ingresos y ganancias. Casi todos los fondos y planes internacionales de Cobas tienen a Aryzta como la primera posición de la cartera.

Nuevos contratiempos

El propio Paramés ha reconocido públicamente el error que supuso Aryzta. El problema es que otras posiciones relevantes de sus carteras de fondos también han sufrido importantes contratiempos. Es el caso de Teekay, una compañía de transporte marítimo que en 2018 perdió un 62% de su valor y el 6 de junio registró su mínimo histórico.

También ha tenido una mala racha bursátil la compañía de tiendas de móviles y productos electrónicos Dixon Carphone. La firma, que es la tercera posición en la cartera de Cobas Selección, perdió un 40% de su valor bursátil en 2018 y este año ha caído un 9,74%.

Paramés también ha apostado por Renault. Los problemas de su presidente Carlos Goshn hicieron que las acciones recortaran un 35% en 2018. La frustrada fusión con Fiat-Chrysler llevó al valor a caer por debajo de los 50 euros el 24 de mayo, algo que no sucedía desde hacía seis años.

La noticia positiva para Paramés es que los clientes de su gestora han demostrado una gran fidelidad. A pesar de las pérdidas, Cobas casi no ha registrado salidas netas de dinero.

Las piedras en el zapato del gestor

Aryzta. Tuvo que afrontar una profunda reestructuración financiera en 2018. Las acciones de la compañía se desplomaron un 86%. En los últimos meses su cotización apenas ha variado.

Dixon Carphone. Sus acciones se han depreciado un 41% en los últimos 12 meses. La empresa (que fue dueña de las tiendas The Phone House en España) registró unas pérdidas de 259 millones de libras (289 millones de euros) en su último ejercicio fiscal.

Normas