Margaret Franklin, la jefa de los inversores

Es la nueva jefa del CFA Institute, el colegio mundial de profesionales del sector

Margaret Franklin, la jefa de los inversores

Después de una larga búsqueda, de más de un año, la asociación mundial de profesionales de la inversión, el CFA Institute, ha encontrado en una mujer, Margaret Franklin, su presidenta y consejera delegada.

Franklin ahora presidenta de la división canadiense de servicios de asesoramiento de BNY Wealth Management, de Nueva York, y jefa de gestión de patrimonios internacionales para Norteamérica.

Lo dejará a mediados de agosto para estrenarse en su nuevo puesto el 2 de septiembre, en sustitución de Paul Smith, que seguirá como su asesor hasta diciembre.

CFA, que ofrece credenciales de analista financiero colegiado (Chartered Financial Analyst), destaca en el comunicado de su nombramiento que es la primera persona del sexo femenino que lo preside en sus 73 años de historia.

La madre de Franklin, Mary, dice que era una niña muy entusiasta. Su padre, Gerry, destaca su mente emprendedora, y que con 12 o 13 años ya tenía un empleo. Lo decían en 2014, con motivo del premio al servicio distinguido Alfred C. Morley del propio CFA Institute.

Franklin estudió Económicas en la Universidad McMaster de Hamilton (Ontario, Canadá), donde se tituló entre otros el Nobel de Economía de 1997 Myron Scholes.

En 1992, la nueva presidenta de CFA empezó a trabajar en relaciones con los clientes en State Street Global Advisors, uno de las principales gestoras de activos del mundo; luego lo hizo en Barclays Global Investors.

En ese periodo, asesoró a individuos, familias, planes de pensiones, fondos de dotación, fundaciones y agencias gubernamentales. Entró como socia en la boutique de inversión con sede en Toronto KJ Harrison & Partners, donde permaneció entre 2002 y 2010.

Tom Trainor, director general de Hanover Private Client Corporation, conocedor de la carrera de Franklin, describe sus comienzos laborales así: “Empezó trabajando con grandes corporaciones, pero que pronto vio que no encajaba en ese molde, y pronto pasó a desarrollar cosas a su propio ritmo”, trabajando con startups, por ejemplo.

Entre 2010 y 2016 fue presidenta de la gestora de Toronto Marret Private Wealth, enfocada en el crédito corporativo.

Franklin ha presidido la rama de Toronto de CFA y ha sido presidenta del consejo de gobernadores de la matriz, un puesto de carácter voluntario (no pagado). Además, es miembro del consejo rector del proyecto de CFA Institute Futuro de las Finanzas.

Y fundó la iniciativa del grupo para fomentar la presencia de mujeres en la inversión. Al hilo de eso, ha comentado que para que los equipos estén bien construidos es necesario que haya “diversidad en pensamiento, en perspectiva, experiencia, en todo, incluido en sexos”.

En concreto, recuerda, en 2008 se estudió cómo recuperar la confianza de los inversores, y una de las estrategias fue fomentar la presencia de féminas, “algo que no sucedía de forma orgánica, sino que había que ponerle un esfuerzo consciente”.

También dice que las mujeres “en posiciones de influencia, visibles” deben unirse a la corriente. “Si yo veo a alguien como yo, puedo imaginarme en ese puesto”.

Franklin está casada con Mark y tiene dos hijos. Al producirse su nombramiento esta semana dijo: “Me siento muy honrada de asumir el liderazgo de CFA Institute, cuya misión de promover los más altos estándares de ética, educación y excelencia profesional es ahora más importante que nunca, dado el entorno tan disruptivo, desde múltiples ámbitos, que debe enfrentar nuestra industria”.

Entre los retos está el de aprender a manejar la inteligencia artificial para sacarle el mejor partido. Una encuesta reciente de CFA entre 3.800 de sus miembros a nivel mundial señalaba que un 50% de ellos cree que sus roles cambiarán radicalmente en la próxima década. Sin ir más lejos, el propio CFA Institute despidió en agosto pasado a 31 personas de su equipo.

A pesar de las previsiones, solo un 17% de los encuestados está estudiando lenguajes de codificación de análisis de datos, y un 12%, visualización de datos.

Franklin añadió tras su designación: “Espero poder aplicar toda mi amplia experiencia profesional, así como mi conocimiento de la organización, al servicio de la misión de CFA Institute y de todos sus miembros.”

En otras ocasiones ha destacado la diversidad de integrantes de CFA Institute: “gente que viene de distintas partes del negocio, gente a la que le importa mucho”. Ahora tendrá ocasión de liderarlos ante las múltiples dificultades que presenta el futuro.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

En todo el mundo, sobre todo en EE UU

El leit motiv del CFA Institute es, en sus palabras, “promover un entorno donde se antepongan los intereses de los inversores, los mercados funcionen eficientemente y las economías se desarrollen con todo su potencial”.

Hay más de 165.000 CFA en más de 164 países del mundo. Tiene nueve sedes (Nueva York, Londres, Hong Kong, Mumbai, Toronto, Charlottesville y Virginia, las dos últimas de Estados Unidos), y 156 sociedades locales.

Normas