Los inversores se han vuelto muy defensivos

Hay que ser muy tácticos

Fuente: Refinitiv Datastream
Fuente: Refinitiv Datastream

Los inversores se han vuelto muy defensivos y protegido mucho ante el actual entorno de incertidumbre. Hay que tener en cuenta que las perspectivas de la economía global, los beneficios empresariales y los mercados se ven afectadas por las tensiones comerciales. De hecho el aumento de aranceles a 200.000 millones de dólares de productos chinos, con posibilidad de aumentarse a otros 300.000 millones, junto con la reacción de Beijing, podría tener un impacto de 0,2 a 0,3% en el crecimiento del PIB mundial este año, sin tener en cuenta efectos secundarios en la cadena de valor global. EEUU y China tendrán que llegar a un acuerdo, pero hay dudas respecto a los términos.

De todas formas la verdadera guerra comercial llegaría si otros países también impusieran aranceles. Pero, independientemente de lo que ocurra en la reunión del G-20, no habrá un ganador y EEUU puede ser perdedor. China tiene mucho más margen de maniobra, pues aún cuenta con abundantes reservas y margen de política monetaria y fiscal -ha mantenido la paridad con el dólar para seguir favoreciendo las exportaciones-, mientras que EEUU ya hizo la reforma fiscal el año pasado.

El caso es cabe esperar que el crecimiento de beneficios empresariales se ralentice aún más en los próximos meses, para un aumento del 3% este año y que los márgenes de beneficios continúen bajo presión.

La renta fija tiene un papel diversificador

Ahora bien a deuda pública global parece cara tras la nueva caída de la rentabilidad a vencimiento. Pero hay algunas inversiones atractivas y la renta fija puede tener un papel diversificador, dado que es previsible que aumente la volatilidad. En concreto seguimos sobre ponderando bonos de EEUU, pues a pesar de la posibilidad de recorte de tipos de interés de la Reserva Federal sigue siendo una póliza de seguro si las condiciones económicas se deterioran más.

Además en este entorno de reducida rentabilidad la deuda de mercado emergentes en moneda local continúa ofreciendo potencial. Las divisas de mercados emergentes cotizan un 20% por debajo de su valor razonable frente al dólar y es probable que continúen apreciándose los próximos meses. Hay que tener en cuenta que el crecimiento económico en las regiones emergentes sigue siendo superior al de los países industrializados y que estas divisas pueden beneficiarse del freno en la política de endurecimiento de la Reserva Federal.

Hay que ser muy tácticos

En cualquier caso los próximos seis meses, dada la incertidumbre, hay que ser muy tácticos. Tal función puede delegarse en determinados gestores globales de activos multiestrategia conservadores, de baja volatilidad. Además, dados los riesgos asimétricos y altas valoraciones, si, como esperamos, los mercados se vuelven más volátiles, puede convenir la inversión en activos alternativos. Es el caso de determinados hedge funds capaces de encontrar las oportunidades, los cuales pueden contribuir a mejorar la rentabilidad/riesgo de la cartera. También hay que tener en cuenta que el oro resulta ser una buena cobertura en épocas de incertidumbre económica.

Megatendencias a medio y largo plazo

Asimismo apostaría por la inversión temática basada en mega tendencias, cuyos beneficios son relativamente independientes del ciclo económico, lo que resulta ser especialmente relevante cuando el crecimiento y las expectativas de aumento de beneficios están moderándose globalmente. Es el caso de la producción de fármacos y prevención sanitaria o la seguridad, cuyos presupuestos crecen del 10 a 15%, independientemente de la economía, así como las temáticas medioambientales. En general, con horizontes de inversión de tres a cinco años, una combinación de ideas temáticas puede proporcionar exceso de rentabilidad respecto al riesgo asumido.

Normas