Hydro propone una indemnización de 28 días en Pinto y los sindicatos la rechazan

El CSIF, que pide 45 días por año trabajado, espera que la empresa mejore la oferta en la reunión que mantendrán el lunes

Dos trabajadores de la empresa Hydro.
Dos trabajadores de la empresa Hydro.

El fabricante de aluminio Hydro, que el 15 de junio anunció el cierre de sus plantas de Santa Oliva (Tarragona) y Pinto (Madrid), una medida que afecta a 140 empleados, ha ofrecido una compensación por despido de 28 días por año trabajado en la fábrica madrileña (donde hay 70 empleados). La oferta ha sido rechazada por el CSIF, el sindicato mayoritario en dicha factoría, que ha pedido 45 días de compensación, según informaron fuentes de la empresa a CincoDías. “Esperamos que mejoren la oferta en la reunión del próximo lunes”, han dicho fuentes del sindicato.

Por otro lado, a la representación de los trabajadores tampoco le convence las recolocaciones que propone la compañía, que para llevarlas a cabo pide a los empleados tener “la mente abierta”, ya que, entre otras cosas, “tendrán que estar abiertos a, por ejemplo, bajadas de sueldo”,han asegurado en el sindicato. CSIF se queja de que los trabajadores de Pinto ya cobran menos que los empleados de otras plantas como la que tiene la compañía en Navarra.

Además, el sindicato ha señalado que la factoría más cercana a la que podrían ser trasladados los empleados afectados por el cierre, sería la de Azuqueca de Henares, a 60 kilómetros de distancia, donde, según CSIF, “se necesita poca gente”. Esta planta, aunque trabaja el aluminio, se dedica a otra actividad: el reciclado.

A su vez, los sindicatos critican que Hydro quiera cerrar la planta de Pinto que “dio resultados positivos, aunque pequeños, los últimos tres años”; y sin embargo decida trasladar la producción a la fábrica de la Roca del Vallés (Barcelona), que según el sindicato da pérdidas.

La empresa noruega había explicado cuando anunció el cierre, que la planta madrileña y la de Santa Oliva “ofrecen poco valor añadido al portafolio de la compañía por falta de diferenciación o por ser servicios que otras empresas ofrecen de forma muy agresiva en precio (como el lacado y anodizado). Además, el centro de Pinto no ofrece, por motivos de localización y espacio, una posibilidad de ampliación o crecimiento”.

Normas