Mercado residencial

Este año se reformarán 38.000 casas más pese al retraso de las ayudas

La patronal critica el fracaso del Plan Estatal de Vivienda, que este año solo concederá 63 de los 357 millones previstos en subsidios

Imagen de un pintor repasando la pared de una casa.
Imagen de un pintor repasando la pared de una casa. Getty Images

Este año se reformarán 37.600 viviendas más que en 2018 gracias al dinamismo del consumo de los hogares y a pesar del retraso de las ayudas estatales prometidas por el Gobierno. Así, el 2019 cerrará con cerca de 1.560.000 casas reformadas, un 2,4% más que el año pasado, según las previsiones elaboradas por Andimac, la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción. Un negocio que moverá más de 18.000 millones de euros, 575 millones más que en el pasado ejercicio.

A pesar de la “buena evolución” que vive el sector, el director de la patronal, Sergio Molinero, criticó ayer “el fracaso” del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, dotado de 1.443 millones de euros en ayudas, a las que en principio podían acogerse los hogares para hacer reformas que mejorasen la eficiencia energética y la sostenibilidad en el interior de sus casas.

“De no haberse paralizado en 2018 y lo que llevamos de 2019, el plan podría haber aportado al sector hasta 560 millones de euros”, detalló el responsable de Andimac, tras advertir que este año tan solo se concederán 63 de los 357 millones de euros inicialmente previstos. Un recorte que, según Molinero, supondrá una pérdida de eficacia del 44,6% del plan, y que dejará fuera a más de la mitad (55%) de las viviendas que potencialmente se podrían haber beneficiado de estas ayudas. Por ello y, a pesar de los cambios de Gobierno, instó a no demorar más su concesión.

Según Andimac, la principal barrera de los hogares para hacer una reforma es la falta de presupuesto, que impide uno de cada cuatro casos. Reformar integralmente una vivienda de 90 metros cuadrados suele costar 26.000 euros, siendo la cocina y el baño los que concentran el 40% del gasto.

Para los próximos años, la patronal prevé que el dinamismo del mercado se mantenga gracias a la buena marcha de las compraventas, motor principal de las reformas; al envejecimiento del parque (más de la mitad ya supera los 40 años); a la confianza en la economía y la mejora de los salarios; y al cambio de la estructura de los hogares, que cada vez necesitarán casas más pequeñas.

No obstante, pide recuperar las deducciones en el IRPF para reformas en vivienda habitual, algo que podría atajar el fraude en el sector; rebajar del 21% al 10% el IVA de los materiales de construcción cuando supongan más de 40% del valor del trabajo; crear un Código Técnico de la Reforma; o impulsar la figura del asesor técnico en reforma, entre otros.

Revalorización del 30%

Según sostiene Andimac, reformar una casa puede suponer hasta un 30% más de renta de alquiler. Por ello, pide que se incluya el estado de mantenimiento de la vivienda dentro del índice estatal de precios del alquiler de referencia que el Gobierno se ha comprometido a tener listo para octubre.

Normas