La Caixa invierte en 10 años 5.000 millones en acción social

Entre 2009 y 2018 ha doblado el presupuesto sobre el decenio anterior

Investigadora del Hospital Sant Pau de Barcelona.
Investigadora del Hospital Sant Pau de Barcelona.

La Fundación Bancaria La Caixa ha invertido más de 5.000 millones de euros (5.030) en acción social, cultural y científica en los diez años transcurridos entre 2009 y 2018, doblando la apuesta del decenio anterior, en el que consumió un presupuesto de 2.400 millones de euros. La atención se ha centrado en estos últimos años en las necesidades sociales, que han absorbido 3.200 millones de los 5.030 presupuestados, y se han concentrado específicamente en crear oportunidades para los colectivos sociales más vulnerables. Además, la apuesta redoblada de los últimos años en los que ha presidido la fundación Isidro Fainé se ha mantenido pese a las dificultades financieras, y la fundación ha mantenido un presupuesto anual de unos 500 millones de euros, que para el año en curso llegará a los 545 millones.

El objetivo número uno de los programas de la Fundación La Caixa es dar respuesta a los retos sociales más acuciantes, como la lucha contra la pobreza y la exclusión social, el fomento del empleo, la atención a personas con enfermedades avanzadas y la plena integración de los mayores en la sociedad. En paralelo, mantener la excelencia cultural, el apoyo a la educación y la investigación médica son los otros pilares del plan estratégico vigente, que trata de honrar el lema Cambiamos presentes, construimos futuros.

Este intenso y redoblado esfuerzo presupuestario ha tratado de compensar los efectos de una no menos intensa crisis económica y financiera, “para cumplir el compromiso social, el fin último de la fundación, cual es contribuir a paliar las situaciones más críticas de la sociedad”, según explica el presidente de la fundación, Isidro Fainé.

Extiende la actividad social a Portugal, intensificará la investigación científica y abrirá CaixaForum en Sevilla y Valencia

En el orden social, La Caixa ha consolidado el programa CaixaProinfancia, dirigido a la atención de hogares con niños y jóvenes en riesgo de exclusión, atendiendo a más de 300.000 menores (62.340 en el últimos año), con una inversión de algo más de 600 millones de euros. Además, centrada desde 2006 en promover la contratación de colectivos con dificultades, el programa Incorpora se ha hecho un hueco en integración laboral en España: ha facilitado más de 200.000 puestos de trabajo a personas con discapacidad, parados de larga duración, víctimas de violencia de género, jóvenes en riesgo de exclusión o exreclusos.

Dentro de las actuaciones sociales destaca sobremanera el programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas, complementando los programas públicos de salud en cuidados paliativos. Es una iniciativa desarrollada desde 2008 que ha atendido a más de 150.000 pacientes y 200.000 familiares a través de 138 hospitales, tanto en España como en Portugal, como consecuencia en este caso de la adquisición por parte de CaixaBank del Banco Portugués do Investimento (BPI).

En el plano cultural la Fundación La Caixa, para mantener niveles de excelencia y liderazgo, ha puesto en marcha un nuevo CaixaForum en Sevilla, y construye otro en Valencia, en el edificio Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, además de intensificar las exposiciones itinerantes. Además, a través de alianzas con instituciones internacionales, promueve programas educativos para la mejora del profesorado en más de 8.000 centros educativos.

El programa científico de la Fundación La Caixa consume ya unos 90 millones de euros al año y tiene como objetivo último combatir las enfermedades más graves. Para ello colaboran con instituciones como ISGlobal, la Fundación Pascual Maragall, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Barcelona, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, el Centro de Medicina Fetal del Hospital Clínic-Sant Joan de Déu, el Instituto de Oncología Vall d’Hebron y el Centro de Investigaciones Oncológicas.

La Fundación La Caixa ha recuperado en 2018 la denominación original con la que arrancó su dilatada historia en 1904 de la mano de su fundador, Francesc Moragas. La Obra Social se nutre de los dividendos de las participaciones de la fundación bancaria, que acumula activos por valor de 23.000 millones de euros. Agrupa en CriteriaCaixa participaciones accionariales en CaixaBank, Naturgy, Telefónica, Cellnex, Saba, o Suez, así como en otros activos financieros o en el negocio inmobiliario.

Normas