Facebook echa un criptoguante a sus críticos

Su nueva moneda, libra, es una apuesta a que sus problemas de fiabilidad están exagerados

criptomoneda facebook
Etiquetas con el logo de Facebook.

Facebook está lanzando un criptoguante a sus críticos. El pobre historial de privacidad de la red social la convierte en una creadora improbable de dinero digital. Sin embargo, cuenta con 2.400 millones de usuarios y ha reclutado a algunos de los mayores nombres de la tecnología y las finanzas como socios. La nueva moneda, libra, es una apuesta a que los problemas de fiabilidad de Facebook están exagerados.

El jefe Mark Zuckerberg considera que los pagos digitales son una extensión lógica y potencialmente lucrativa para su empresa, ya que su objetivo es girar hacia las comunicaciones privadas. Alrededor de 1.500 millones de personas en todo el mundo utilizan WhatsApp, propiedad de Facebook, para enviar mensajes a amigos y familiares. Si puede hacer que el envío de dinero sea tan fácil como enviar mensajes de texto, eso podría darle una entrada a lo que el Banco Mundial estima que es un mercado de 530.000 millones de dólares en pagos directos, y potencialmente abrirle la puerta al comercio electrónico.

El manejo despreocupado de los datos de los usuarios por parte de su empresa ha dado lugar a investigaciones regulatorias en Estados Unidos y a llamadas a la división de Facebook. Es por eso que libra se lanza con 27 socios, que van desde Visa, Mastercard y PayPal hasta Uber Technologies, pasando por el servicio de streaming de música Spotify y la firma de capital riesgo Andreessen Horowitz. Gobernarán la moneda a través de una asociación en Suiza, donde los reguladores adoptan un enfoque más amigable con respecto a las criptomonedas que la Securities and Exchange Commission de EE UU.

Ejecutar libra en un blockchain abierto solo a los socios que invierten en la red debería ayudar a disuadir de los ataques que han plagado los mercados de criptodivisas. Y la vinculación de su valor a las monedas fiduciarias debería hacerla más atractiva para las transacciones que el bitcóin, el activo más grande y volátil del sector.

Dicho esto, la vinculación de libra a una cesta de monedas en lugar de solo al dólar o el euro añade complejidad. En la práctica, los usuarios pagarán por usar libra, al renunciar a los intereses de los depósitos bancarios y de los valores de bajo riesgo retenidos para respaldar la moneda, y Venmo y WeChat, de Tencent, ya ofrecen transacciones baratas sin una moneda criptográfica.

Ninguna aplicación de blockchain ha logrado todavía ser adoptada masivamente, y las criptodivisas mundiales valen colectivamente apenas la mitad de los 540.000 millones de dólares de capitalización de mercado de Facebook,.

Aún así, compañías como JP Morgan, Fidelity e Intercontinental Exchange, propietaria de la Bolsa de Nueva York, están entrando en el espacio digital, viendo el potencial de que el blockchain irrumpa en las finanzas convencionales. La impresionante lista de socios de Facebook indica que Zuckerberg no es el único que apuesta a que su compañía todavía puede moverse rápido y romper cosas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas