Bankia abre la puerta a rebajar su objetivo de beneficios para 2020

El presidente de la entidad sigue con su plan de repartir 2.500 millones en tres años

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado hoy en unas jornadas de verano organizadas en Santander por la UIMP y APIE y patrocinadas por BBVA que mantiene el objetivo de la entidad de repartir un dividendo de 2.500 millones de euros en tres años, incluido en su plan estratégico, pese a que los tipos bajos se mantengan y a las recomendaciones del Banco de España de reducir la parte del beneficio destinado a dividendos. Este dividendo se aportaría vía beneficios y exceso de capital.

Goirigolzarri aclaró, no obstante, que este dividendo sí está vinculado a la solvencia de la entidad, ya que su capital de máxima calidad CET1 fully loaded debe estar por encima del 12%, algo que cumple desde hace tiempo Bankia.

Otra cosa es la previsión de beneficios. El banquero ha dejado la puerta abierta a una posible revisión a la baja de las previsiones establecidas en el plan estratégico a tres años y que apuntaban a un beneficio de 1.300 millones de euros en 2020, objetivo que el mercado ha considerado siempre complicado de cumplir.

“Todavía no hay una decisión tomada” al respecto, reiteró Goigolzarri varias veces en las jornadas de la UIMP y APIE y patrocinadas por BBVA.

Eso sí, se ha comprometido a elevar este año el beneficio por encima de lo registrado el pasado año y aumentar el crédito ligeramente. Sobre la competencia de las grandes tecnológicas, el banquero dijo “la competencia es buena, es buena para el consumidor y nos ayuda a ser más ágiles”.

Pese a ello se quejó de la excesiva regulación que reclama Europa para los bancos, que no así para sus homólogos en Estados Unidos o para las tecnológicas. Cree que la banca de EE UU no está interesada en la banca comercial europea, pero reconoció que se está haciendo con la banca de inversión en todo el mundo.

Goirigolzarri descartó nuevamente una fusión entre Bankia y Sabadell y que el Gobierno pueda convertir a Bankia en un banco público.

Normas