BBVA reúne en Bilbao a la élite del talento abierto al mundo

Entrega de los Premios Fronteras del Conocimiento, la antesala de los Nobel, en sus ocho categorías

Premios Fronteras del Conocimiento
Ceremonia de la entrega de los Premios Fronteras del Conocimiento

La Fundación BBVA entregó este martes en Bilbao sus Premios Fronteras del Conocimiento, una iniciativa del banco que nació hace 11 años para impulsar la investigación científica y la cultura de la excelencia. Estos galardones, que algunos valoran como la antesala de los Nobel, reconocen el talento en ocho categorías. De hecho, de los 93 destacados en las diez ediciones anteriores, siete recibieron después el reconocimiento de la Academia Sueca.  

En su undécima edición, la ceremonia de entrega recaló en Bilbao con la intención de perpetuarse en la capital vizcaína, donde nació Banco Bilbao, el germen del grupo actual, hace 163 años.  

Carlos Torres Vila, presidente de la entidad y de su fundación, ha declarado que Bilbao “representa las raíces de BBVA y comparte con nosotros su vocación de apertura y proyección global basada en una fuerte cultura del conocimiento, el arte y la innovación”. 

Torres Vila entregó los galardones en un acto celebrado por la tarde en el auditorio del Palacio Euskalduna. En la categoría de Ciencias Básicas, los premiados fueron los estadounidenses Charles Kane (Illinois, 1963) y Eugene Mele (Pensilvania, 1950) por su descubrimiento de los aislantes topológicos, una nueva clase de materiales con propiedades electrónicas extraordinarias. Entre sus aplicaciones, el desarrollo de los futuros ordenadores cuánticos.

El premio de Biología y Medicina correspondió a Jeffrey Gordon, también estadounidense y nacido en 1947. Este científico desveló con sus trabajos la importancia de la comunidad microbiana intestinal para la salud humana. Este hallazgo ha servido para demostrar el papel fundamental de estos microorganismos en enfermedades como la obesidad, la diabetes o la enfermedad inflamatoria intestinal. Los avances de Gordon permitirán abrir nuevas vías de investigación en el estudio de múltiples patologías, así como en la búsqueda de tratamientos innovadores.

Ivan Sutherland (Nebraska, 1938) recibió el galardón Tecnologías de la Información y de la Comunicación por “liderar de forma pionera la transición de una interacción con los ordenadores, basada en texto, a otra gráfica”, según fuentes de la Fundación BBVA. 

En sus 60 años de carrera, Sutherland “ha aunado su profundo conocimiento de la tecnología con la comprensión del comportamiento humano” para lograr transformar la interacción de las personas con los ordenadores, ha sentenciado el jurado de los galardones.

El Premio Fronteras del Conocimiento en la categoría Ecología y Biología de la Conservación recayó en Gretchen Daily (Washington, 1964) y Georgina Mace (Londres, 1953). Ambas, destacadas por aplicar políticas que combaten la pérdida de especies basándose en el conocimiento científico. La estadounidense y la inglesa no han trabajado juntas, pero “su impacto en la conservación global ha sido muy sinérgico”, según el acta del jurado.

Para Mace, “uno de los motivos por los que nos preocupa la extinción de especies es que nuestro bienestar depende de la existencia de ecosistemas sólidos”. Sin ellos, “la sociedad humana se quedaría sin muchos beneficios que hoy en día se dan por hechos”. 

Los avances en relación con el cambio climático de Anny Cazenave (Francia, 1944), John Church (Australia, 1951) y Jonathan Gregory (Reino Unido, 1964) también fueron destacados en la edición de este año de Fronteras del Conocimiento.

John Church, tras una labor de décadas, publicó en la revista Nature una batería de datos que demostraban que la subida de nivel de los océanos se debía a la labor humana. Tanto el australiano como Jonathan Gregory han sido pioneros en la integración de las observaciones por satélite con las medidas in situ y las innovaciones en modelos numéricos, para lograr una descripción precisa de ese cambio climático.

Claudia Goldin (Nueva York, 1946) fue destacada en la categoría de Economía, Finanzas y Gestión de Empresas por sus contribuciones al análisis histórico del papel de la mujer en la economía y por sus análisis de las causas de la brecha de género. Aunque su obra está centrada en los datos recogidos en Estados Unidos, la gran mayoría de los resultados son aplicables a otros países.

El premio de Humanidades y Ciencias Sociales le correspondió a Noam Chomsky, que no pudo viajar a Bilbao por problemas de salud a sus 92 años. La Fundación BBVA destacó su aportación al “estudio del lenguaje humano”. 

John Adams recibió el galardón Música y Ópera por componer unas obras que “son genuinamente de nuestro tiempo”, según los organizadores del evento. 

Cada una de estas ocho categorías están dotadas con 400.00 euros, un diploma y un símbolo artístico. Este año, la mayoría de los expertos galardonados proceden del mundo anglosajón, con una mayor presencia de los científicos de Estados Unidos.

Normas