Uber y Lyft pierden el veloz autobús de las OPV de EE UU

Los inversores ven un futuro brillante para muchas empresas, excepto quizás para la 'gig economy'

Anuncio de la OPV de Uber en la Bolsa de Nueva York.
Anuncio de la OPV de Uber en la Bolsa de Nueva York.

Las OPV con más bombo de 2019, Uber y Lyft, han tenido los peores resultados. Pero otras, como Beyond Meat, de hamburguesas veganas, han ido bien o muy bien. Los datos sugieren que los inversores ven un futuro brillante para muchas empresas, excepto quizás para la gig economy.

Tal vez era inevitable que la recién llegada Lyft, ahora valorada en 18.000 millones, y Uber, en 73.000 millones, no cumplieran con las excesivas expectativas. Han caído un 15% y un 4% respectivamente desde sus precios de salida: había pocas referencias que ayudaran a los inversores a dimensionarlos y el temor a quedarse fuera era palpable.

Su rentabilidad parece una perspectiva muy lejana. Si ese escepticismo se extiende a negocios análogos como el gigante de oficinas compartidas WeWork, que prepara su OPV, es posible que tengan que moderar sus expectativas de valoración.

Sin embargo, el abanico de estrenos fuertes de 2019 sugiere un amplio optimismo. Beyond Meat, ahora con un valor de 9.000 millones –seis veces el de su OPV– es una apuesta a que la preocupación por la salud y el medio ambiente cambiarán la forma de comer de la gente. El proveedor de productos para mascotas Chewy, que subió un 59% en su primer día de cotización el viernes, y el minorista de ropa para mileniales Revolve –que gana un 133%– son buenos augurios para el ecommerce.

Los servicios en la nube están en la mezcla, al igual que el videochat –Zoom Video gana un 179%–, la tecnología biomédica, los datos financieros y el trading, e incluso la cafeína, en la forma de los 4.500 millones de dólares de Luckin Coffee –sube un 13%–, rival de Starbucks y una de las nuevas empresas de EE UU que cotizan en China.

Pinterest también está entre las exitosas –sube un 44%- al igual que Levi Strauss –26%–, una de las pocas que no depende de lo virtual. El comienzo generalmente optimista para la mayoría de estas empresas puede ser un buen presagio para la firma de software Slack, que planea una cotización directa esta semana, sin precio de OPV. No es mala idea aprovechar el estado de ánimo positivo de los inversores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas
Entra en El País para participar